Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, durante la pronunciación del himno cristiano Te Deum por parte del papa Francisco en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, el 31 de diciembre de 2016

(afp_tickers)

La alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, miembro de la formación antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5E), se encuentra de nuevo en el ojo del huracán tras la renuncia "irrevocable" de un asesor clave para la planificación urbana.

La salida del prestigioso urbanista Paolo Berdini es la última polémica de una larga serie de altercados y controversias desde que Raggi, de 38 años, se hiciese con la alcaldía de la capital italiana en junio de 2016.

En menos de ocho meses, Raggi ha perdido a varios miembros importantes de su incompleto equipo, comenzando por el jefe de gabinete y el responsable de las finanzas municipales, seguidos por los dirigentes de las dos principales empresas locales, responsables de la recogida de basuras y del transporte.

Raggi ha tenido también que prestar declaración ante los juzgados por presunto abuso de poder y falso testimonio.

Su hombre de confianza durante los primeros meses de gestión, designado jefe de personal por ella, se encuentra detenido desde diciembre por corrupción, un escándalo que involucra también su vida privada.

- Controversia por el nuevo estadio de Roma -

Berdini, invitado a formar parte del equipo de la alcaldía para frenar la especulación inmobiliaria, caballo de batalla del movimiento y uno de los grandes males de la capital italiana, explicó que su salida se debe a su oposición a la construcción de un nuevo estadio de fútbol para el AS Roma, un proyecto que la alcaldía apoya.

"Era mi intención servir a la ciudad poniendo a disposición mis competencias e ideas. No existen las condiciones para poder continuar mi trabajo. Mientras que los barrios de la periferia se encuentran cada día más degradados y aumenta la falta de viviendas, la única preocupación parece ser el estadio del club Roma", escribió.

El nuevo estadio es un controvertido proyecto del popular club de fútbol de Roma, que incluye la creación de un complejo de viviendas, rascacielos, parques, puentes y estaciones de metro en un sector de las afueras de la ciudad, que el M5E inicialmente criticaba, pero que tras algunas modificaciones, está a punto de aprobar.

La renuncia del experto se esperaba ya desde la semana pasada, cuando el diario La Stampa publicó una entrevista en la que criticó duramente a Raggi.

La alcaldesa está "totalmente falta de preparación" para la tarea y se ha rodeado de "una corte de los milagros", aseguró Berdini, quien contó además que Raggi y su jefe de gabinete, Salvatore Romeo -quien se triplicó el salario-, eran amantes, lo que la enfureció.

Berdini, cuya primera renuncia fue rechazada tras aclarar que las declaraciones habían sido robadas durante una conversación privada, terminó el martes por la noche por renunciar "irrevocablemente", lo que para muchos editorialistas facilita la realización del nuevo estadio romano.

Para la asesora de Movilidad, Linda Meleo, el proyecto del estadio "se puede hacer de manera sostenible y adecuada".

Según una encuesta realizada a principios de febrero por la firma Winpoll para la edición italiana del Huffington Post, casi la mitad de los que votaron por Raggi no votarían por ella hoy en día.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP