Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un combatiente de las Fuerzas Democráticas Sirias, en la localidad siria de Hazima, al norte del bastión yihadista de Raqa, el 6 de junio de 2017

(afp_tickers)

La alianza kurdo-árabe, respaldada por la coalición internacional antiyihadista liderada por Estados Unidos, entró este sábado en el oeste de Raqa, el principal feudo del grupo Estado Islámico (EI) en Siria, abriendo un segundo frente en la ciudad norteña, según sus combatientes y una oenegé.

Siete meses después de comenzada una amplia ofensiva para expulsar a los yihadistas de su "capital" de facto en ese país, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) habían entrado esta semana por primera vez en Raqa desde el este.

El sábado, ingresaron en la ciudad por el oeste, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH). "Las FDS tomaron la mitad occidental del barrio de Al Sabahiya y se están afianzando ahí", indicó el director de esa oenegé, Rami Abdel Rahman. "Luego avanzaron hacia el barrio contiguo de Al Rumaniya, más al norte, donde están combatiendo contra el EI".

Las FDS confirmaron en un comunicado los enfrentamientos en Al Rumaniya.

La ciudad de Raqa, controlada por Estado Islámico desde 2014, se convirtió en el mayor bastión yihadista en Siria y en una base desde la que se planificaron atentados cometidos en el extranjero.

Las FDS lanzaron su ofensiva sobre Raqa en noviembre y arrebataron territorios a los yihadistas alrededor de la localidad en el norte, el oeste y el este.

Además de controlar el barrio de Al Sabahiya en el oeste, la alianza kurdo-árabe también conquistó el barrio de Al Meshleb, en el este.

Pero su avance es más complicado por el norte de la ciudad, donde los yihadistas se atrincheraron en una antigua base militar del régimen sirio. "EI ha reforzado el acceso norte de Raqa porque pensaba que las FDS llegarían por ahí", dijo Rahman. "Las entradas oeste y este estaban mucho menos fortificadas".

La ofensiva de las FDS recibe el apoyo de la coalición internacional dirigida por Estados Unidos, que bombardea posiciones yihadistas, asesora a sus combatientes y les proporciona armas y material.

En otras zonas de Siria, los yihadistas de Estado Islámico combaten a las fuerzas del régimen de Bashar al Asad.

El ejército sirio anunció este sábado que controla más del 20% del estratégico desierto de Badiya, un territorio de 90.000 km2 conquistado por los yihadistas en 2015, que se extiende desde el centro del país hacia el este y el sureste en dirección a las fronteras iraquí y jordana.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP