Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Dos hombres en la orilla del río Bósforo, en Estambul, el 2 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

La aviación turca bombardeó el lunes bases rebeldes kurdas del norte de Irak y el sureste de Turquía por primera vez desde la victoria del partido del presidente del país, Recep Tayyip Erdogan en las legislativas, informó el ejército.

"Los refugios y los depósitos de armas de la organización terrorista [el Partido de los Trabajadores de Kurdistán] situados en Hakkari y en el norte de Irak (...) fueron destruidos en una operación aérea el lunes", declaró el Estado Mayor en un comunicado publicado el lunes en su web.

Los ataques iban dirigidos contra objetivos del PKK en la provincia turca de Hakkari (sureste), en la frontera con Irak, y contra bases del movimiento en las montañas del extremo norte del territorio iraquí, indicó el ejército.

Tres militantes kurdos murieron este martes en el sureste de Turquía, de mayoría kurda, en unos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, informaron varias fuentes. Dos militantes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) murieron en la provincia de Hakari, cerca de la frontera con Irak, informaron los servicios de seguridad. El tercero perdió la vida en Silvan, según el gobernador de la provincia de Diyarbakir.

Los bombardeos llegan un día después de la victoria por mayoría absoluta del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, islamoconservador) en las legislativas del domingo.

Durante toda la campaña, el primer ministro saliente y líder del AKP, Ahmet Davutoglu, y el presidente Erdogan prometieron una política de firmeza con el PKK.

Los combates entre los rebeldes kurdos y las fuerzas de seguridad turcas se reanudaron a finales de julio en el sureste de Turquía, de mayoría kurda, y dejaron numerosas víctimas, rompiendo definitivamente la frágil tregua que había empezado en 2012.

AFP