Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una imagen de la sala de operaciones de la Bolsa de Hong Kong tomada durante la sesión del pasado 3 de febrero

(afp_tickers)

La Bolsa de Hong Kong cerró este jueves con una fuerte caída de casi el 4%, al volver a operar después de tres días festivos, reaccionando así a los recientes desplomes bursátiles mundiales.

El índice Hang Seng perdió un 3,85%, es decir, 742,37 puntos, y se quedó en 18.545,80.

La coyuntura mundial explica en buena parte esta caída, pero también la preocupación de los inversores hongkoneses por el impacto sobre el turismo que pueden tener los recientes disturbios en la excolonia británica, en los que decenas de personas resultaron heridas cuando la policía trataba de dispersar a unos vendedores ambulantes.

"La caída es inevitable puesto que las bolsas bajaron durante este periodo (de vacaciones). Ya sean los precios del crudo o los temores a una recesión, las mismas preocupaciones siguen ahí", dijo a Bloomberg News Steven Leung, analista de UOB Kay Hian. Pero, además, "la imagen de Hong Kong se vio seriamente afectada" por los disturbios del martes, agregó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP