Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Turistas en un mercadillo de 'souvenirs' británicos junto al famoso reloj Big Ben, en la Torre Isabel de las Casas del Parlamento, en el centro de Londres, el 26 de junio de 2016

(afp_tickers)

"¡Mis vacaciones son más baratas cada minuto que pasa!". En Londres, el Brexit no da miedo a los turistas extranjeros, sino que al contrario, los entusiasma, porque la caída de la libra les ha permitido ahorrar un 15%.

Es una tarde soleada cerca del Big Ben. Han pasado dos semanas desde que los británicos decidieron abandonar la Unión Europea y nada parece haber cambiado para los turistas, que se hacen fotos junto a las famosas cabinas de teléfono rojas o pasean en los autobuses de dos pisos. Excepto en un lugar: su cartera.

La caída de la libra de casi 15% respecto al dolar y al euro, provocada por el ataque de pánico de los mercados al conocerse el resultado del referéndum, es una bendición para los turistas, en una ciudad tradicionalmente muy cara.

"Para mis vacaciones, está muy bien. ¡Son más baratas cada minuto que pasa!", se felicitó Robbert de Reus, un holandés de Middelburg.

- No queríamos el Brexit, pero... -

Roberto Serraglia acaba de llegar con su mujer y sus dos hijos de Cuneo, en el noroeste de Italia, y está encantado. "Respecto a antes del referéndum, vamos a ahorrar un 15%. Para nosotros, es buen momento para venir a Londres, aunque no deseábamos lo que ocurrió", estimó, antes de hacerse una foto con su familia ante el Big Ben.

Vestido con una camiseta del club francés del Paris Saint-Germain, Bretton Pyne, un estudiante estadounidense, explicó que había comprado "un montón de cosas en el supermercado" al día siguiente del referéndum, "para aprovechar" la caída de la libra.

De todos modos, "habría que gastar muchísimo dinero para notar la diferencia", observó su amiga Anne McCreery.

Erica Kim, una turista de Corea del Sur, lamentó haber cambiado su dinero antes del referéndum. "Estoy triste porque perdí 400 libras con esta decisión".

- Reservas de vuelos al alza -

Gracias a la caída de la libra, la industria turística es una de las pocas del país que se ha beneficiado del Brexit.

"El turismo tiene el potencial de beneficiarse de una libra más débil", afirmó la organización VisitBritain, que promociona el Reino Unido como destino turístico.

Según VisitBritain, que cita datos cosechados por ForwardKeys, las reservas de vuelos internacionales al país aumentaron cerca de 10% (+9,4%) desde el referéndum (24 junio-2 julio) en relación al mismo periodo del año pasado.

Cerca del número 10 de la calle Downing Street, los turistas esperan ver al dimisionario primer ministro David Cameron. Los vendedores de souvenirs del lugar no han sentido todavía los beneficios del Brexit.

"Aparte de los estadounidenses, que gastan más que antes, no hemos notado nada especial", dijo Mara Oliveira, encargada de CGX Accessories.

Ante las tradicionales miniaturas del Big Ben, los retratos de la reina Isabel II o las banderas Union Jack, Ashik Av, vendedor en Cool Britannia, no lo tiene claro. "No vemos nada positivo, los turistas están confundidos" por el Brexit, aseguró.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP