Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Plano detalle de un real brasileño fotografiado en Rio de Janeiro el 23 de agosto de 2013

(afp_tickers)

La caída del real es un freno a la expansión de las empresas brasileñas, dijo este martes en Londres Pedro Faria, director ejecutivo del gigante brasileño BRF, primer exportador mundial de carne de aves.

"Si tienes ambiciones mundiales tienes que invertir en monedas importantes", dijo Faria en una reunión con la prensa e inversores en Londres.

Y ahora "monetariamente, tenemos un problema de traducción, un problema de traducción de divisas", añadió.

"Con el real siendo posiblemente la moneda más débil de los últimos 12 meses, y pese a los esfuerzos para preservar nuestro balance, todavía generamos muchos reales", añadió.

BFR es la séptima empresa mundial alimentaria, en términos de capitalización bursátil, y dispone de 45 fábricas, 35 en Brasil, 6 en Argentina, 2 en Europa (Holanda y el Reino Unido) y una en Abu Dhabi.

Gracias a la expansión, la propietaria de las marcas Perdigao, Sadia, Qualy o Paty ha hecho que sus ingresos por el mercado brasileño hayan pasado de 60% a 47%.

En lo que va del año, el real ha perdido el 31,07% de su valor y el mes pasado llegó a hundirse hasta su menor valor desde que entró en circulación en 1994, a 4,24 unidades por dolar, en plena crisis económica y política de Brasil.

AFP