La cadena televisiva del movimiento libanés Hezbolá, Al-Manar, acusó el sábado a Twitter de haber suspendido "la mayoría" de sus cuentas, una decisión que el grupo achacó a "presiones políticas".

"Cuenta suspendida, Twitter suspende las cuentas que infringen las reglas de Twitter", se podía leer en la cuenta @almanarnews.

Representado en el gobierno y el parlamento, el movimiento chiita es considerado organización "terrorista" por Washington desde 1997.

"No hay lugar en Twitter para las organizaciones terroristas ilegales y los grupos extremistas violentos", indicó un portavoz de la red social a preguntas de la AFP.

Las cuentas en francés, inglés y español de la cadena han sido suspendidas, mientras que otras cuentas, de programas de Al-Manar, funcionan normalmente.

"Twitter bloqueó la mayoría de cuentas de Al-Manar en la red, sin advertencia previa", indicó la cadena en su sitio internet.

Según Al-Manar "parece que Twitter cedió a las presiones políticas", lo que privó de sus tuits a "casi un millón de seguidores".

Enemigo jurado de Israel y patrocinado directamente por Irán, Hezbolá está militarmente implicado en el conflicto que desgarra Siria desde 2011, al lado del régimen.

lk-burx/tgg/cgo/jz/eg

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes