Más de 450 civiles fueron blanco de ataques, entre los cuales 85 murieron, durante la campaña electoral y la primera ronda de las elecciones presidenciales en Afganistán, sobre todo perpetrados por los talibanes, anunció este martes la ONU.

Solo en el dia de elecciones, el 28 de septiembre, murieron 28 personas indicó la Misión de las Naciones Unidas para Afganistán (MINUA).

Las amenazas y ataques contra la celebración de elecciones jugaron un papel importante en la baja participación, que fue estimada en apenas el 27% de los habilitados para votar, según las últimas cifras disponibles.

La MINUA, cuyo informe cubre el periodo desde el comienzo de la inscripción de las candidaturas, el 8 de junio, hasta fines de septiembre, subrayó que las bajas civiles en los atentados vinculados a las elecciones fueron "significativamente menores" que las registradas en las elecciones legislativas de octubre de 2018, con 56 muertos el día de la consulta.

Ésta responsabilizó de los ataques sobre todo a los talibanes, que no ocultaron que harían todo lo posible para evitar una elección que juzgaban ilegítima.

Según la MINUA, "alrededor del 95% de las víctimas civiles en los actos de violencia relacionados con las elecciones son atribuibles a los talibanes".

La mayoría de estos ataques fueron perpetrados con cohetes, granadas y disparos de mortero, así como con explosivos artesanales "colocados en o cerca de los circuitos electorales, incluidas escuelas".

Los más mortíferos se registraron en Kabul, el 28 de julio en medio de un mitin electoral (21 muertos), y al norte de la capital, el 17 de septiembre, con un ataque suicida contra un acto electoral en el que murieron 30 personas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes