Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un botellín de cerveza Foster, propiedad del grupo SABMiller, sobre la barra de un bar en Melbourne el 25 de noviembre de 2011

(afp_tickers)

La empresa cervecera británica SABMiller anunció este miércoles que su junta directiva "rechazó unánimemente" la tercera y última oferta de compra planteada por su rival belgo-brasileña AB Inbev, considerándola insuficiente.

La propuesta de InBev, primera empresa mundial del ramo, era de 68.000 millones de libras esterlinas (92.270 millones de euros), o 42,15 libras por acción, una suma que "todavía infravalora sustancialmente" a SABMiller, dijo esta empresa en un comunicado.

"El consejo de administración, a excepción de los miembros nombrados por (el accionista) Altria, rechazó unánimemente la propuesta de 42,15 libras que infravalora sustancialmente a SABMiller", anunció la empresa con sede en Londres.

Si la alianza acabara concretándose, sería la tercera mayor fusión-adquisición de la historia, según el instituto de análisis Dealogic, que la coloca detrás de las protagonizadas por Vodafone y Mannesmann en 1999, y Verizon Communications y Verizon Wireless en 2013.

El acuerdo reuniría además a las marcas de cerveza Budweiser, Corona y Stella Artois, en manos de Ab InBEv, y Foster's, Grolsch, Peroni y Pilsner Urquell, en manos de SABMiller, segunda empresa del sector.

El presidente de SABMiller, Jan de Plessis, ya había avanzado, antes de la reunión del consejo de administración de este miércoles, que "AB InBev necesita a SABMiller, pero ha hecho unas propuestas sumamente oportunistas, con elementos deliberadamente poco atractivos para muchos de nuestros accionistas". De Plessis definió a SABMiller como "la joya de la corona de la industria cervecera británica".

Para AB InBev, la fusión ofrecería grandes ventajas, sobre todo le abriría las puertas de África y Asia.

"La unión de AB Inbev y SABMiller se traduciría en una empresa cervecera verdaderamente mundial (...) Vistas las implantaciones geográficas ampliamente complementarias y las carteras de marcas de AB Inbev y SABMiller, el grupo operaría en casi todos los mercados mayores de la cerveza, incluyendo las regiones emergentes con fuertas perspectivas de crecimiento como África, Asia, América Central y del Sur", explicó AB InBev.

La empresa tabacalera Altria, el principal accionista de SABMiller y proprietario de Marlboro, aportó su apoyo a la tercera oferta de AB InBev. En un comunicado aparte, instó "al consejo de administración de la empresa cervecera a comprometerse sin demora y de manera constructiva con AB InBev en la búsqueda de un acuerdo sobre los términos de una oferta" que pueda recomendar a los accionistas.

En las Bolsas de Bruselas y Londres, respectivamente, las acciones de AB InBev aumentaron un 1,95% y las de SABMiller 1,04%.

AFP