Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Amigos de Kulbushan Sudhir Jadhav celebran el aplazamiento de su ejecución, en Mumbai, el 18 de mayo de 2017

(afp_tickers)

La Corte Internacional de Justicia de la ONU instó a Pakistán el jueves a aplazar la ejecución de un indio condenado por espionaje, una decisión saludada por Nueva Delhi.

Jueces de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) decidieron de forma unánime que Kulbushan Sudhir Jadhav no debería ser ejecutado por Islamabad hasta que la CIJ no haya adoptado un fallo final sobre el caso.

Jadhav fue arrestado en la conflictiva provincia de Baluchistán (suroeste de Pakistán) en marzo de 2016 y, según el ejército, confesó espiar para los servicios de inteligencia indios. Fue condenado el mes pasado por un tribunal militar a la pena de muerte.

Sin embargo, India asegura que no es un espía y que fue secuestrado por Pakistán. A principios de mes, India recurrió a la CIJ instándole a evitar esta ejecución. La Corte todavía tiene que decidir si es admisible. Las audiencias y la decisión final pueden llevar meses o incluso años.

"Pakistán debe tomar todas las medidas de las que disponga para asegurarse de que Jadhav no es ejecutado a la espera de la decisión final de este procedimiento", declaró el presidente de la corte, Ronny Abraham, y recordó que las decisiones de la CIJ son vinculantes en todos los Estados miembros.

La ministra india de Relaciones Exteriores, Sushma Swaraj, se congratuló por la decisión en tuit y afirmó que éste constituye "un gran alivio para la familia de Kulbushan Jadhav y para el pueblo de India".

India y Pakistán, dos potencias nucleares enemigas, suelen acusarse de filtrarse mutuamente espías y no es inhabitual que expulsen a diplomáticos acusados de espionaje, en particular cuando sus relaciones se tensan.

Pero esto rararamente ha resultado en condenas a muerte en los últimos años.

En 2013, un indio condenado a la pena capital en Pakistán, que llevaba 16 años en el corredor de la muerte, recibió una paliza mortal de otros detenidos.

Baluchistán, la más amplia y menos desarrollada de las provincias de Pakistán, está sacudida desde hace años por una insurrección separatista, que el ejército considera "terrorismo" alimentado por países enemigos, como India.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP