Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen distribuida por Médicos Sin Fronteras (MSF) que muestra a varias personas en un hospital de la ONG alcanzado por bombardeos de la coalición árabe, el 15 de agosto de 2016 en Abs

(afp_tickers)

La coalición militar árabe que interviene en el conflicto en Yemen en apoyo de su presidente anunció la apertura de una investigación "independiente", después de que Médicos Sin Fronteras informara de la muerte de 14 personas en un bombardeo contra un hospital.

Según la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF), unas 20 personas más resultaron heridas en este ataque perpetrado el lunes contra un hospital de la provincia rebelde de Hajja (norte).

Los bombardeos del lunes tuvieron lugar en una zona del norte controlada por los rebeldes chiíes hutíes, aliados de los soldados fieles al expresidente Ali Abdalá Saleh, que disputan el poder al presidente Abd Rabo Mansur Hadi desde 2014.

Desde marzo de 2015, Riad encabeza una coalición militar árabe que ataca posiciones de los hutíes, que se han hecho con el control de la capital, Saná, y de otras regiones del país.

Estos ataques se han intensificado desde agosto tras el fracaso de las negociaciones de paz, supervisadas por Naciones Unidas, que se celebraban desde hacía tres meses en Kuwait.

MSF denunció que se trata del cuarto ataque en menos de un año contra un centro de su organización en Yemen.

"Una vez más, un hospital completamente operativo lleno de pacientes y de personal nacional e internacional de MSF ha sido bombardeado en una guerra, que no muestra ningún respeto por las estructuras médicas y los pacientes", declaró Teresa Sancristóval, responsable de la ONG para las operaciones de emergencia en Yemen.

La organización subrayó que había compartido "en varias ocasiones" la localización del hospital con las partes enfrentadas en el conflicto.

- 'Acto lamentable' -

Estos bombardeos tuvieron lugar 48 horas después que diez niños perdieran la vida en otros ataques aéreos contra una escuela en Saada, otra región septentrional en manos de los rebeldes, según MSF.

"Los ataques sobre instalaciones humanitarias, principalmente hospitales, son particularmente inquietantes", destacó la portavoz del departamento de Estado, Elizabeth Trudeau.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, condenó estos ataques recordó que "cualquier ataque contra hospitales, personal médico o civiles (...) es una grave violación del derecho humanitario internacional".

Y la ONG Amnistía Internacional denunció por su parte un "acto lamentable", "el último de una serie de ataques ilegales contra hospitales".

La coalición y Arabia Saudita, acusadas regularmente de cometer "abusos" contra civiles y, especialmente, contra menores, anunciaron el lunes la puesta en marcha de un equipo de investigación.

El mismo día, accedieron a abrir otra investigación por el bombardeo contra una escuela de la provincia de Saada en la que murieron 10 niños, si bien niegan que su objetivo fuera el colegio, sino un centro donde los rebeldes entrenaban a niños para el combate.

- Riad acusa a los rebeldes-

El martes, la alianza militar árabe cargó contra los rebeldes, acusándolos de haber aprovechado las conversaciones de paz para rearmarse.

Sus aviones llevaron a cabo nuevos bombardeos el martes contra Abs, Saada (bastión de los rebeldes) y los alrededores de Saná, según fuentes militares y habitantes.

La reanudación de los bombardeos en la capital provocó el cierre del aeropuerto internacional, pero la coalición anunció el lunes que volvía a permitir los vuelos humanitarios.

El director del aeropuerto Jalid al Shayef declaró que tres aviones habían aterrizado el martes, pero la autoridad de la aviación civil, controlada por los rebeldes, recordó que los vuelos de la compañía Yemenia no estaban autorizados a aterrizar ni despegar, lo que había afectado a más de 7.000 personas.

En Arabia Saudí, siete civiles murieron en la ciudad de Najran por un cohete disparado desde Yemen, indicó un portavoz de la defensa civil citado por la agencia de prensa oficial SPA, el número más elevado de víctimas en un solo ataque en el reino saudí desde que Riad empezó a intervenir en el conflicto de Yemen.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó este martes el balance de víctimas del conflicto entre el 19 de marzo de 2015 y el 15 de julio de 2016 a 6.571 muertos y 32.856 heridos, entre ellos, numerosos civiles. Según la ONU, el 80% de la población necesita ayuda humanitaria.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP