Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos trabajadores yemeníes inspeccionan una fábrica de Coca-Cola en Saná destruida por unos bombardeos atribuidos a la coalición liderada por Arabia Saudí el 30 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

La coalición árabe que apoya al Gobierno de Yemen y combate a los rebeldes chiitas hutíes anunció este sábado el fin de un alto el fuego, violado varias veces desde que entró en vigor el pasado 15 de diciembre.

El Gobierno yemení decretó la tregua para marcar el inicio de las primeras negociaciones directas entre las partes del conflicto, que tuvieron lugar del 15 al 20 de diciembre bajo el auspicio de la ONU en Suiza.

Después, el alto el fuego se prorrogó, pero los combates, bombardeos, lanzamientos de misiles e incursiones aéreas continuaron en varias regiones del país.

"El mando de la coalición (árabe-sunita) anuncia el fin de la tregua en Yemen a partir de las 14H00 (11H00 GMT) este sábado", indicó una declaración oficial.

El fin del alto el fuego se debe a los continuos "ataques rebeldes", acusados de haber sacado provecho de esta tregua para hacer avanzar sus posiciones en el terreno.

La coalición bajo mando saudí interviene desde marzo en Yemen para expulsar a los rebeldes chiitas hutíes, acusados de tener vínculos con Irán.

Los rebeldes han tomado desde marzo de 2014 el control de amplias zonas del territorio, incluyendo la capital, Saná, de donde fue expulsado el Gobierno yemení reconocido por la comunidad internacional.

El alto el fuego se produce como consecuencia de los continuos "ataques rebeldes" contra el reino saudí, objetivo de una serie de lanzamientos de misiles balísticos desde Yemen, explicó la coalición.

Uno de ellos, que apuntaba a la ciudad de Abha, fue interceptado el viernes por la noche, indicó la coalición, precisando que la plataforma de lanzamiento del misil fue "localizada y destruida".

Además de los misiles, la coalición informó sobre disparos rebeldes contra puestos fronterizos saudíes y otras operaciones de los insurgente que, según la coalición, habrían dificultado la ayuda humanitaria.

Igualmente, los rebeldes hutíes "continuaron bombardeando a residentes y mataron y detuvieron a civiles yemeníes en ciudades bajo su control", según el mismo texto.

- "Falta de seriedad" -

"Todo esto demuestra la falta de seriedad de los milicianos (hutíes) y sus aliados" que "han explotado claramente esta tregua para sacar beneficio".

El alto el fuego fue un pacto fallido desde el principio. Desde el 18 de diciembre, cuando las negociaciones continuaban en Suiza, las fuerzas progubernamentales, apoyadas por tribus, lanzaron una ofensiva en el norte y retomaron varias localidades.

Los rebeldes respondieron lanzando una media docena de misiles balísticos hacia Arabia Saudí en las dos últimas semanas. La casi totalidad fueron interceptados.

Después de las conversaciones en Suiza, la ONU anunció que tendría lugar una nueva ronda de conversaciones a partir del 14 de enero. Pero no se precisó ningún lugar y cabría preguntarse si el final de la tregua no pone en riesgo las futuras discusiones.

La coalición "estaba y sigue estando deseosa de crear las condiciones propicias para encontrar una solución pacífica en Yemen", indicó su comunicado.

Las fuerzas progubernamentales consiguieron reconquistar cinco provincias del sur desde el verano boreal pasado, pero apenas pudieron restablecer la seguridad y la autoridad del Estado en estas regiones.

Grupos yihadistas como Al Qaida y el Estado Islámico aprovecharon el caos creado por la guerra para reforzar su presencia, sobre todo en la gran ciudad meridional de Adén.

Desde marzo, el conflicto dejó ya unos 6.000 muertos, 28.000 heridos y 2,5 millones de desplazados.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP