Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un soldado del gobierno sirio camina entre los escombros de una construcción en Alepo, el 16 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

La coalición internacional contra el grupo Estado Islámico liderada por Estados Unidos admitió este sábado que bombardeó lo que suponía una posición de combate yihadista en Siria y causó al menos 60 soldados sirios muertos, lo que provocó una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.

Este bombardeo se produce el quinto día de una tregua frágil, marcada por los continuos enfrentamientos, mientras Estados Unidos y Rusia buscan, entre reproches mutuos, un acuerdo para terminar con el conflicto en Siria.

"Estos golpes ponen en peligro todo lo que ha sido logrado hasta ahora por la comunidad internacional", por el Grupo Internacional de Apoyo a Siria, por Moscú y por Washington, padrinos del proceso de paz en Siria, estimó la portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, Maria Zajarova.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), en el bombardeo murieron al menos 80 militares sirios, mientras que Moscú estima que fallecieron 62 efectivos y que hay cerca de 100 heridos.

"Cazas de guerra de la coalición bombardearon una de las posiciones del ejército sirio (...) cerca del aeropuerto de Deir Ezor" indicó un comunicado de Damasco, que aseguró que había "bajas" aunque sin precisar detalles.

El aeropuerto de Deir Ezor, en el este de Siria, está rodeado por combatientes del grupo yihadista Estado Islámico (EI), que no están incluidos en la tregua por lo que son continuamente bombardeados.

El bombardeo en Deir Ezor "es un ataque osado y peligroso contra el Estado y el ejército sirio, y una clara evidencia de que Estados Unidos y sus aliados apoyan al grupo terrorista Dáesh" aseguró el comunicado sirio, en alusión a EI.

El Pentágono confirmó los bombardeos. "Hoy más temprano un avión de la coalición realizó un bombardeo al sur de Deir Ezor, en Siria", indicó un comunicado del comando de las fuerzas estadounidenses en Medio Oriente (Centcom).

"Las fuerzas de la coalición pensaban que atacaban una posición de combate del EI, que seguían desde hacía cierto tiempo. El ataque fue detenido inmediatamente cuando los responsables de la coalición fueron informados por funcionarios rusos de que era posible que el personal y los vehículos atacados formaran parte del Ejército sirio", explica el Centcom.

"Siria es un teatro de operaciones complejo, con diferentes fuerzas militares y milicias que actúan en un perímetro cercano, pero la coalición jamás atacaría intencionalmente una unidad militar siria", indica el texto.

La agencia de propaganda de EI, Amaq, afirmó que el grupo yihadista tomó el control de la colina bombardeada.

- Reunión del Consejo de Seguridad -

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá la noche del sábado para llevar a cabo consultas tras los ataques de la coalición liderada por Estados Unidos contra posiciones militares sirias, informaron diplomáticos.

Rusia había solicitado esta reunión de emergencia, prevista a partir de las 19H30 locales (23H00 GMT).

"Exigimos una explicación completa y detallada de Washington, y debe hacerlo ante el Consejo de Seguridad de la ONU", dijo desde Moscú la portavoz de Exteriores, Maria Zajarova.

Damasco exigió a su vez que "el Consejo de Seguridad condene la agresión estadounidense y obligue a Estados Unidos a no hacerlo de nuevo y a respetar la soberanía de Siria", según indicó su Ministerio de Relaciones Exteriores.

El ministerio ruso de Defensa acusó a la "oposición moderada" siria de "hacer fracasar" el alto el fuego vigente.

Rusia también informó a Estados Unidos de que hay un "importante reagrupamiento de combatientes armados en el norte de la provincia de Hama" y advirtió de la posibilidad de que "intenten una tentativa de lanzar una ofensiva".

- La ayuda humanitaria no llega -

En tanto decenas de miles de civiles, en particular en los barrios rebeldes sitiados de Alepo, no habían recibido aún la ayuda humanitaria prometida.

Las partes en conflicto no se retiraron de la ruta Castello, situada al norte de la ciudad y escogida por la ONU para llevar la ayuda humanitaria a los barrios rebeldes, en el este de la ciudad, donde viven más de 250.000 personas.

La Casa Blanca dio cuenta de la "profunda preocupación" del presidente Barack Obama sobre el hecho de que "el régimen sirio continúa bloqueando" el transporte de ayuda.

Sin garantías de seguridad suficientes los camiones de la ONU, repletos de alimentos y medicamentos, continúan bloqueados en una zona entre la frontera turca y siria.

"No hubo progresos pero la ONU está lista a moverse en cuanto tenga la luz verde", dijo a la AFP un portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU.

Un corresponsal de AFP en Alepo indicó el sábado que la ciudad estaba tranquila tras el disparo de algunos cohetes durante la noche.

En cinco años de conflicto más de 300.000 personas murieron y millones de civiles se vieron obligados a huir de sus hogares.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP