Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El avión de repostaje Boeing KC-135 durante unas maniobras de la OTAN en la base de Starokonstantinov, Ucrania, el 12 de octubre de 2018

(afp_tickers)

La coalición liderada por Arabia Saudí que combate a los rebeldes hutíes en Yemen anunció este sábado que pidió a Estados Unidos que cesara el repostaje en vuelo de sus aviones, al ser capaz por sí sola de asegurar esta operación.

El Pentágono aprobó el anunció, que coincide con el insistente reclamo de los diputados estadounidenses -tanto republicanos como demócratas- de que Washington ponga fin a sus operaciones de reabastecimiento de aviones de la coalición saudí que interviene en Yemen.

"Recientemente, el Reino y la Coalición aumentaron su capacidad de llevar a cabo el repostaje aéreo en Yemen de forma independiente", indicó la agencia de prensa oficial SPA.

"Por ello, en consulta con Estados Unidos, la Coalición pidió el cese del apoyo en el reabastecimiento en vuelo para sus operaciones en Yemen", señaló la agencia.

Arabia Saudita y el resto de miembros de la coalición, que aportan su apoyo a las fuerzas leales al presidente yemení Abd Rabo Mansur Hadi, "tratan continuamente de mejorar su profesionalidad militar y su autosuficiencia", explicó la agencia saudí.

Estados Unidos reaccionó rápidamente.

"Respaldamos la decisión del Reino de Arabia Saudita, después de consultar con el Gobierno de Estados Unidos, de utilizar las capacidades militares de la Coalición para llevar a cabo el reabastecimiento de combustible en apoyo de sus operaciones en Yemen", explicó el secretario estadounidense de Defensa, Jim Mattis, en un comunicado.

El diario The Washington Post, citando fuentes próximas al caso, había afirmado horas antes que la decisión de abandonar el repostaje aéreo de la coalición ya estaba siendo ejecutada por parte de los estadounidenses, que ponían así fin a su apoyo más concreto a la coalición saudita en tres años de conflicto.

- Una ayuda controvertida -

La ayuda, criticada en Washington, se volvió aún más controvertida desde el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, imputado a altos responsables del reino y que empañó la imagen de Riad.

Congresistas estadounidenses, demócratas y republicanos, exigieron que Washington tomara medidas "inmediatas", "incluyendo poner fin al repostaje de los aviones de la coalición saudí", sin las cuales amenazaban con hacer adoptar medidas al Senado.

Los senadores Jeanne Shaheen, demócrata, y Todd Young, republicano, publicaron un comunicado en este sentido el viernes, poco antes de que apareciera el artículo en el Washington Post. "Esperamos que Riad se comprometa de buena fe y con urgencia en unas negociaciones para poner fin a la guerra civil", escribieron.

El Pentágono y la coalición se pronunciaron sobre la perspectiva de unas negociaciones previstas para solucionar el conflicto.

"El mando de la Coalición expresa la esperanza de que las próximas negociaciones auspiciadas por la ONU en un país tercero conduzcan a una solución negociada" del conflicto, indicó SPA.

- Diálogos de paz -

Tras el fracaso de una mesa de diálogo en septiembre en Ginebra, en las primeras negociaciones de paz en dos años en Yemen, la coalición árabe anunció un nuevo asalto a Hodeida.

La intensificación de los combates en Hodeida dificulta el restablecimiento de las negociaciones de paz, que, según exigieron la ONU y Washington, deberían retomarse antes de final de año.

La coalición, indicó la agencia SPA, "espera ver el fin de la agresión de las milicias hutíes apoyadas por Irán contra el pueblo yemení y contra los países de la región, especialmente la amenaza de misiles balísticos y de drones".

El Pentágono también hizo alusión a las próximas negociaciones. "Todos estamos centrados en el apoyo a una resolución del conflicto, dirigida por el enviado especial de la ONU, Martin Griffith", declaró Jim Mattis en su comunicado.

"Estados Unidos y la coalición prevén colaborar en el refuerzo de las fuerzas yemeníes legítimas para defender al pueblo yemení, asegurar las fronteras de su país y contribuir a contrarrestar los esfuerzos de Al Qaida y del ISIS en Yemen y en la región", agregó el secretario estadounidense de Defensa, utilizando el acrónimo en inglés para la organización yihadista Estado Islámico (EI).

Los combates por el control de Hodeida fueron particularmente letales el viernes, con una fuerte resistencia de los rebeldes hutíes, que tratan por todos los medios de ralentizar el avance de las fuerzas progubernamentales respaldadas por la coalición.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP