Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un barbero le corta el pelo a un chico, sentado delante de unos carteles de campaña del candidato presidencial Jovenel Moise el 11 de diciembre de 2015 en la comuna de Petion Ville, en Puerto Príncipe

(afp_tickers)

En menos de 24 horas vence el plazo para que la comisión electoral independiente de Haití entregue su informe sobre la primera vuelta de las elecciones presidenciales del 25 de octubre, en las que, según la oposición, hubo "fraudes masivos".

Ante múltiples desafíos y masivas protestas que denunciaban un fraude a favor del oficialismo, el Consejo Electoral Provisional (CEP) decidió postergar las elecciones legislativas y presidenciales previstas el 27 diciembre, para analizar los registros electorales.

Según el decreto presidencial que la creó el 22 de diciembre, la comisión electoral independiente -compuesta por cinco representantes de sectores religiosos y de la sociedad civil- deberá entregar su informe este miércoles.

"Intentamos hacer lo posible para entregar el informe el 30 de diciembre, sin embargo, no niego que este es una desafío enorme porque nosotros no somos especialistas en materia electoral", admitió el portavoz de la comisión, Rosny Desroches.

Desde hace dos meses, la oposición denuncia fraudes masivos en la primera vuelta de las elecciones para beneficiar al candidato oficialista Jovenel Moïse. Su adversario Jude Célestin se negó a hacer campaña para la segunda vuelta antes de la creación de una comisión electoral independiente para que investigue las denuncias.

Durante sus primeros días de funcionamiento, la comisión independiente se reunió con Moïse, miembros de la CEP y las misiones de observación electoral nacionales e internacionales, pero aún no ha logrado encontrarse con el opositor Célestin, detalló Desroches.

"Nuestros estadistas elaboraron una muestra aleatoria de un poco más de 2.000 actas" de las más de 13.000 existentes, explicó el martes Desroches, quien añadió que se utilizaron la fórmulas de rigor para asegurar una muestra representativa.

Las cajas que contienen las actas empiezan ahora a ser sacadas del centro de cómputos de Puerto Príncipe, por lo que Desroches reconoció que probablemente deberá pedir que se extienda el plazo para entregar sus recomendaciones al presidente, Michel Martelly, y a la CEP.

El calendario electoral en Haití ya ha sido trastocado, con el aplazamiento de la segunda vuelta electoral: el traspaso del poder de Martelly a su sucesor, previsto para el 7 de febrero, según la Constitución, podría ser aplazado.

Las presidenciales de 2010 también fueron perturbadas por denuncias de fraude e importantes manifestaciones en varias ciudades del país y Martelly no pudo asumir el poder hasta mayo de 2011.

Tras el fin de la dictadura de Duvalier, en 1986, Haití vive una crisis democrática, con golpes de Estado y elecciones impugnadas que han fragilizado aún más al país más pobre de Latinoamérica, donde un terrible terremoto dejó más de 200.000 muertos en enero de 2010.

AFP