Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El conductor de taxi Tarcio Barbosa, de 64 años, mientras trabaja con la aplicación 99 taxi en Rio de Janeiro, el 4 de enero de 2018

(afp_tickers)

La compañía china de transporte compartido Didi Chuxing anunció este jueves la compra del servicio brasileño 99 Taxis, un paso más en su ambición de expandirse en el mercado sudamericano y de competir con Uber.

Didi, con más de 450 millones de usuarios, ya tenía una participación en la firma brasileña, en la que hace un año invirtió cien millones de dólares.

Sin desvelar el monto de la operación, Didi Chuxing anunció en un comunicado haber tomado el control de 99 Taxis y de sus 14 millones de clientes registrados.

Didi competirá con Uber en las grandes ciudades brasileñas.

Según Bloomberg News, Sao Paulo y Río de Janeiro son las dos ciudades del mundo donde Uber tiene más trayectos, seguidas por México.

Para el grupo chino, la compra de 99 Taxis supone "una nueva etapa en su estrategia internacional". "La internacionalización es nuestra prioridad", dijo el director general, Cheng Wei.

En un comunicado conjunto divulgado en el país sudamericano en la víspera, las compañías definieron a Brasil como "el mercado de internet móvil más rápido del mundo", con una industria de transporte compartido en crecimiento.

"Confiamos en que formar parte de Didi Chuxing aumentará enormemente nuestra capacidad de expandir nuestros servicios", afirmó Peter Fernandez, presidente ejecutivo de 99.

La compañía brasileña fue fundada en 2012 y actualmente cuenta con más de 300.000 choferes que operan en 400 ciudades de la mayor economía latinoamericana, según datos de la propia firma.

En 2015, Didi ya había comprado participaciones en la compañía india de reservas de taxi Ola, así como en el estadounidense Lyft, rival de Uber en Estados Unidos.

También tiene intereses en Europa, gracias a una alianza con la europea Taxify, presente en unos veinte países.

Didi Chuxing, que el año pasado compró las últimas operaciones de Uber en China, asegura controlar el 90% del mercado del transporte compartido en su país y la casi totalidad del mercado local de reservas de taxi a través del teléfono móvil.

A principios de 2017, Didi recaudó 5.000 millones de dólares y en diciembre, otros 4.000 millones para financiar su expansión.

Entre los inversores se encuentra la compañía japonesa de telecomunicaciones Softbank y el fondo emiratí Mubadala Capital, indicaron a la AFP fuentes próximas a la transacción, según las cuales la valorización de Didi alcanza ahora 56.000 millones de dólares.

Gracias a ello, Didi espera desarrollar la inteligencia artificial y crear su propia red de estaciones de recarga para sus coches eléctricos.

Didi Chuxing fue creada en 2015 por la fusión de dos aplicaciones rivales, apoyadas respectivamente por los gigantes chinos de internet Alibaba y Tencent.

La compañía realiza 25 millones de trayectos al día.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP