Calificada de "desproporcionada" y por fuera "de los límites", la reanudación del vasto programa de compra de deuda del Banco Central Europeo (BCE) causó el viernes una polémica abierta al interior del instituto monetario, poniendo en jaque su credibilidad.

Esto fragiliza al BCE cuando su presidente, Mario Draghi, se alista a pasar la antorcha a la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde tras ocho años de un tumultuoso mandato.

El primer ataque vino del presidente del Banco Central holandés y miembro del Consejo de Gobierno del BCE, Klaas Knot, quien criticó duramente este viernes las medidas para impulsar la economía de la zona euro adoptadas la víspera por la entidad con sede en Fráncfort.

"Esta amplia panoplia de medidas, en particular la reactivación del programa de compra de activos (APP, por sus siglas en inglés) es desproporcionada respecto a la situación económica actual y existen buenas razones para dudar de su eficacia", aseguró Knot en un comunicado.

El arsenal de medidas, aplaudidas por los mercados financieros y cuya ambición sorprendió a los observadores, integra a la vez la reanudación de compra de activos, la baja de las tasas, un sistema de tasas decrecientes y préstamos gigantes acordados a los bancos.

Knot fustiga en un comunicado "en particular" la "reanudación" de las compras de obligaciones públicas y privadas del BCE, que hicieron posible irrigar 2,6 billones de euros (2,9 billones de dólares) en los mercados entre marzo de 2015 y fines de 2018 para estimular el crédito.

- El "conde Draghila" -

Controvertido desde el principio, este programa denominado "QE", por "Quantitative Easing" ("Flexibilización cuantitativa"), es una de las armas forjadas por Draghi, al constatar que el pilotaje clásico de las tasas de interés fracasaba en reactivar la economía y la inflación.

Menos de una hora después, el presidente del Bundesbank (Banco central alemán), Jens Weidmann, dijo al diario Bild que Draghi "sobrepasó los límites" al anunciar el jueves la reactivación de la compra de activos.

La reticencias de Weidmann sobre este tema eran conocidas, pero ahora adopta una postura de dura crítica pública contra el presidente del BCE.

"Un paquete de medidas tan extenso no era necesario", explicó Wiedmann en la entrevista.

"La decisión de comprar más deuda pública le dificultará al BCE salir más adelante de esta política. Cuanto más dure (esta política), más aumentarán los efectos colaterales, y los riesgos de una política monetaria muy expansiva crecerán", predijo el banquero.

Aunque no cita nombres, esta declaración del banquero alemán, un tiempo mencionado como candidato a dirigir el BCE, se refiere a Draghi, cuya voz es preponderante en el consejo de gobernadores del banco europeo y quien defendió las decisiones el jueves frente a la prensa al mostrar un marco preocupante para la economía de la zona.

Weidmann estima que el programa "interfiere en la línea de demarcación entre política monetaria y política presupuestal", puesto que facilita a los Estados más endeudados refinanciarse en buenas condiciones ante el BCE, una situación que se lamenta en Alemania desde hace años.

Finalmente subraya que el nivel históricamente bajo de las tasas de interés penaliza a los ahorradores.

"El conde Draghila chupa nuestras cuentas bancarias", señalaba Bild el viernes, apoyándose en un montaje visual que muestra a Draghi disfrazado como un vampiro.

En total "unos diez" de los 25 miembros del consejo de gobernadores del BCE abogó el jueves contra la reanudación de la "Flexibilización cuantitativa", que causó divergencias como pocas veces entre los guardianes del euro, según una fuente cercana al Eurosistema, interrogado por la AFP.

Primero en organizar una respuesta, el gobernador del Banco de Finlandia, Olli Rehn, hizo el viernes en Bloomberg TV un llamado a la moderación a los críticos, al considerar "preferible evitar las divisiones excesivas, particularmente en público".

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes