Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Fotógrafo israelí de AFP, Menahem Kahana es maltratado por la policía de Israel durante una manifestación en la Ciudad Vieja de Jerusalén, el 4 de octubre de 2015.

(afp_tickers)

La corrupción está en la base de los crímenes contra los periodistas y los niveles de impunidad que persisten en muchos países por estos casos, coincidieron expertos que se reúnen este viernes en San José para debatir sobre el tema.

En América Latina se ha registrado 20 asesinatos de periodistas en el último año y "buena parte de estos crímenes ocurren como consecuencia de una alianza entre políticos corruptos y actores armados ilegales", aseguró el colombiano German Rey Beltrán, de la Fundación de Nuevo Periodismo Gabriel García Márquez.

"La corrupción está en el origen de estos asesinatos", puntualizó Rey Beltrán, uno de los panelistas que abordaron el tema en el marco de la "Conferencia por el fin de la impunidad en crímenes contra periodistas" que se inauguró este viernes en San José.

El encuentro de dos días es patrocinado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y Cultura (UNESCO), la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Reyes apuntó que 152 crímenes de periodistas se han registrado en Colombia desde 1977, de los cuales 47% han prescrito judicialmente, mientras que solo en cuatro casos se ha identificado a los autores materiales e intelectuales.

La mayoría de los crímenes han sido cometidos contra "periodistas de pequeños periódicos y canales que funcionan, no en la capital o en las grandes ciudades, sino en pequeñas regiones.

- La infiltración al Estado -

La mexicana Daniela Pastrana, de "Periodistas de a pie", subrayó que 7 de los 20 asesinatos de periodistas del último año, han ocurrido en México y que cinco de ellos ocurrieron en el estado de Veracruz.

Entre 2000 y 2015, 180 trabajadores de la prensa murieron en México y hay 18 desaparecidos, lamentó Pastrana.

La activista denunció que en los últimos tres años la mayoría de las agresiones han estado dirigidas principalmente contra comunicadores que documentan protestas sociales o violaciones a los derechos humanos.

"El 53% de las agresiones vienen de agentes del Estado y solo 14% del crimen organizado", aseguró Pastrana, "pero el problema es que el crimen organizado ha infiltrado las estructuras del gobierno y entonces es muy difícil trazar una línea de separación".

Por su parte, el vicepresidente de la comisión contra la impunidad de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Roberto Rock, señaló que el número de agresiones experimenta un escalamiento aún en países en los cuales había disminuido o en el que del todo no se presentaban.

Hay factores que determinan esto y uno de ellos "es la penetración del crimen organizado incluso en los órganos de administración de justicia".

Esto ha llevado a la impunidad y la impunidad a una reproducción de la violencia, lo que tiene consecuencias muy graves para la vida democrática, indicó.

Una de esas consecuencias es "una autocensura mucho más grave de lo que se supone. Hay temas que no se tratan en muchos medios de comunicación por temor a las represalias, tales como el crimen organizado o la corrupción de monopolios económicos", concluyó.

Manuel Comblé, de Reporteros sin Fronteras, apuntó que entre los países más peligrosos para el ejercicio del periodismo, en este momento, se encuentran México, Brasil, Honduras y Guatemala.

Comblé, al igual que otros panelistas, señaló la urgencia de que los países establezcan mecanismos efectivos de protección a los periodistas, así como el apoyo de la comunidad internacional y de sus órganos de protección de los derechos humanos.

AFP