Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El venezolano Ilich Ramírez Sánchez, alias Carlos, antes de una audiencia en París, el 9 de diciembre de 2013

(afp_tickers)

El juicio contra el venezolano Ilich Ramírez Sánchez, alias Carlos, acusado de perpetrar un atentado con granada en la capital francesa en 1974, con saldo de dos muertos y 34 heridos, siguió este martes en París con la presentación de pruebas.

La corte abordó los cargos que pesan sobre el venezolano, como testimonios de colaboradores, una entrevista donde reivindica los hechos y el origen de la granada utilizada en el atentado.

Carlos, de 67 años, también conocido como "El Chacal", será juzgado durante quince días por un tribunal de lo penal competente para juzgar "actos de terrorismo".

Encarcelado en Francia desde que fue capturado en 1994 en una operación del espionaje francés en Sudán, Carlos cumple ya dos condenas a cadena perpetua por un triple homicidio en 1975 en París y cuatro atentados cometidos en Francia hace 30 años. Se enfrenta ahora a una nueva condena a cadena perpetua.

Llamado a declarar, un comandante de policía de la Dirección General de la Seguridad Interior detalló los elementos de la investigación contra Carlos.

Para el policía, todo comenzó por la detención el 26 de julio de 1974 en el aeropuerto de Orly de un japonés, Yoshiaki Yamada, miembro del Ejército Rojo Japonés (ERJ), organización cercana del Frente Popular de Liberación de Palestina (FPLP), al que pertenecía también Carlos.

El hombre llevaba documentos sobre proyectos de secuestros, para pedir rescates, de directores de filiales de empresas japonesas establecidas en Europa, destinadas a financiar el ERJ.

"Esta detención causó la toma de rehenes en la embajada de Francia en La Haya por parte de un comando de tres miembros del ERJ que pedían la liberación de su compañero. Fue una iniciativa de Waddih Haddad (dirigente palestino radical) y Carlos dirigió la operación", afirmó el policía.

"Al ver que las negociaciones no avanzaban, Ilich decidió actuar, y llamar la atención lanzando una granada", afirmó.

- 'Operación al modo argelino' -

Según el policía, el jefe del comando de La Haya, Haruo Wako, le dijo que la víspera de la operación, Carlos le entregó tres granadas en un restaurante chino y añadió que "tal vez por ese atentado pudimos lograr nuestros objetivos, la liberación de Yamada y un avión para nuestra fuga".

Otro cómplice de Carlos, Hans Joachim Klein, exmiembro de células revolucionarias alemanas indicó a la policía que El Chacal "quería presionar para la liberación del japonés".

En una entrevista aparecida a fines de 1979 en la revista Al Watan Al-Arabi, Carlos dio el testimonio más contundente que lo implica en la operación de París.

"Era evidente que la operación de La Haya había fracasado. Sabíamos que no cederían. Debíamos efectuar una operativo de apoyo (...). Yo lancé la granada en el Drugstore Saint-Germain", dijo Carlos en esa entrevista.

Según la investigación, la granada utilizada en el Drugstore provenía de un lote robado en un depósito de las fuerzas estadounidenses en Alemania, así como las que Carlos entregó al comando japonés de La Haya y otra encontrada en casa de una de sus amantes.

Este juicio se abrió al término de una larga batalla legal tras la cual la justicia francesa rechazó la prescripción invocada por la defensa.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP