Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una lancha rápida del ejército iraní patrulla en aguas del Golfo mientras un petrolero se prepara para atracar en la isla de Jark el 12 de marzo de 2017

(afp_tickers)

El consumo mundial del petróleo crecerá algo menos de lo previsto en 2017 mientras que los países no pertenecientes a la OPEP, entre ellos Estados Unidos, extraerán más crudo, una tendencia que podría influir en un mercado que se acerca al equilibrio, estimó este jueves la AIE.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) redujo su previsión de crecimiento de la demanda mundial de petróleo, advirtiendo sin embargo en su informe mensual que la misma podría hasta "resultar optimista".

La agencia anticipa ahora un aumento de 1,3 millones de barriles por día (mbd), con 97,9 mbd de consumo mundial de crudo, frente a su anterior previsión de un alza de 1,4 mbd.

La AIE explica esta desaceleración por la caída del consumo de los países desarrollados integrantes de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), principalmente Estados Unidos, Japón y Corea del Sur.

Junto a esta demanda menos importante, la agencia señala un aumento de la producción procedente de los países no pertenecientes a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Tras un declive de 790.000 barriles por día (bd) en 2016, éstos deberían extraer 485.000 bd más este año, hasta alcanzar a 58,1 mbd, gracias principalmente al fuerte repunte de la actividad de perforación al otro lado del Atlántico, donde el aumento de los precios por encima de los 50 dólares el barril atrae de nuevo a los inversores hacia el sector de los hidrocarburos de esquisto.

"La producción estadounidense de crudo alcanzará a 9,5 mbd al final del año, es decir 690.000 bd más que a fines de 2016", señaló la rama energética de la OCDE.

- El reverso de la medalla -

Este aumento dificulta parcialmente los esfuerzos que la OPEP y otros 11 países productores, como Rusia, realizan desde principios de 2017 para reducir la producción y conseguir que un mercado, anegado por una oferta excesiva, se acerque "al equilibrio", según la AIE.

En marzo, la oferta mundial retrocedió en 755.000 bd, a 95,98 mbd, un nivel que sigue siendo superior en 195.000 bd al del año anterior en el mismo periodo.

La OPEP produjo 365.000 bd menos el mes pasado, a 31,68 mbd, después de que redujeran su producción Arabia Saudita, Nigeria y Libia -estos dos últimos países no están afectados por la limitación de la oferta

A mitad de camino, el cártel petrolero cumplió casi en su totalidad (99%) el compromiso concluido en noviembre de 2016 de bajar la producción en 1,2 mbd durante un periodo de seis meses renovables, a partir del 1 de enero.

Para sus 11 países socios, que decidieron seguir sus pasos, entre ellos Rusia, la promesa de reducir su oferta en 558.000 bd fue respetada en un 64% en marzo, una mejora respecto al 38% del mes anterior.

En su próxima reunión en Viena, a finales de mayo, la OPEP podría decidir proseguir con sus esfuerzos de reducción de la producción durante todo 2017, una medida a la que Arabia Saudita es favorable.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP