Navigation

La demanda mundial de gas se acelerará, impulsada por la industria

La planta de Ras Laffan, de producción de gas licuado natural, administrada por Qatar Petroleum, a 80 km de Doha en febrero de 2017. La demanda mundial de gas se acelerará, impulsada por la industria y la demanda de países emergentes, según la AIE afp_tickers
Este contenido fue publicado el 13 julio 2017 - 08:17
(AFP)

El consumo de gas aumentará más rápidamente que el de petróleo y carbón en los próximos cinco años, impulsado por el sector industrial y la demanda procedente de países emergentes, anticipa la Agencia Internacional de la Energía (AIE) en un informe publicado este jueves.

"La industria surge como el principal motor del crecimiento de la demanda, representando la mitad de ese aumento", precisa el informe.

Con menos emisiones de gases de efecto invernadero que las otras energías fósiles -petróleo y carbón- y con precios más bajos, siguiendo la tendencia a la baja de los precios del oro negro, el gas ve así por ejemplo como su uso se desarrolla en el sector químico o en los transportes.

El recurso al gas para la producción de electricidad sigue creciendo, pero a un ritmo más lento frente a la competencia de las energías renovables.

En total, el consumo de gas podría alcanzar 4 billones de metros cúbicos en 2022 frente a 3,63 billones de m3 el año pasado.

Y 90% del alza de la demanda provendrá de las economías emergentes, especialmente de China, impulsada por la lucha contra la polución del aire, aunque Estados Unidos siga siendo el país con mayor consumo.

En Europa, la demanda debería estabilizarse tras dos años de crecimiento, y se prevé que baje en Japón y Corea del Sur, gran consumidor de gas natural licuado (GNL).

En cuanto a la oferta, Estados Unidos, primer productor mundial desde el auge del gas de esquisto, producirá aún más llegando a representar él solo 40% del alza prevista a nivel mundial.

Más de la mitad de esta producción adicional será exportada en forma de GNL, y el país se acercará en 2022 a los niveles exportados por Australia y Catar.

El GNL continuará así su rápida expansión, con la aparición de nuevos países importadores y exportadores. Las capacidades de licuación deberían aumentar en 160.000 millones de m3 en 2022, incrementado la presión en los circuitos clásicos de transporte vía los gasoductos.

En un contexto de precios bajos, la competencia será "dura", advierte la AIE.

La producción aumentará también con fuerza en Oriente Medio y China, mientras que la progresión será más tímida en Rusia.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.