Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Socorristas trabajan en la búsqueda de supervivientes después del sismo de 7,1 grados que sacudió Ciudad de México el 19 de septiembre de 2017

(afp_tickers)

Con el terremoto de 7,1 grados que golpeó a México la semana pasada, la actividad económica se detuvo parcialmente para dar paso a los trabajos de rescate, una pausa que los expertos estiman pesará poco en la economía en su conjunto.

Se espera, al contrario, un impulso económico en cuanto comiencen los esfuerzos de reconstrucción a medida que se requieran materiales y se abran puestos de trabajo para esa labor.

Se trata de un fenómeno económico normal luego de catástrofes de este tipo aunque el tamaño de la recuperación depende de los daños.

"Habrá un impacto de muy corto plazo. En general las actividades económicas van regresando a la normalidad", dijo a la AFP Rafael Camarena, economista del Banco Santander, quien tras el sismo mantiene su estimación de 2,5% de crecimiento este año para la segunda economía de América Latina.

Varios negocios ya reiniciaron operaciones. "Estamos sobre la marcha, trabajando, con un poco de clientes, y afortunadamente estamos bien todos. Estamos en espera que no haya más terremotos ni más huracanes", dijo a la AFP Fernando Flores, empleado de un restaurante de la capital.

El presidente Enrique Peña Nieto dijo el martes que "otorgará apoyos para reactivar actividades económicas" y "créditos especiales en condiciones favorables para reponer o reparar viviendas dañadas".

Durante los primeros días posteriores al sismo, varios negocios cercanos a las zonas afectadas, particularmente en Ciudad de México, donde se registró el mayor número de los más de 330 fallecidos, cerraron, aunque esta situación no fue generalizada y la economía de la capital y el país siguió lentamente su camino.

El impacto del cierre temporal de varios negocios se traducirá en una disminución de cerca del 0,35% PIN únicamente en el tercer trimestre, según estimaciones del banco privado Cristianamente.

Se trata de un contraste importante con el terremoto de 1985, que mató a más de 10.000 personas y costó el 2,39% de la economía mexicana en ese momento, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPA).

En ese año, las aseguradoras privadas pagaron daños por 34.264 millones de dólares, la mayor cifra que han desembolsado hasta el momento.

- Impacto al turismo -

Parte del golpe a la actividad económica se reflejó muchos turistas cancelaron sus preservaciones tras el sismo.

El turismo representa un 8,7% del PIN mexicano.

"Hemos tenido un montón de cancelaciones", dijo Erice Vargas, jefe de la recepción de un hotel en la capital, quien perdió unas 300 noches de reservas y con ellas casi 40.000 dólares.

Según la industria de agencias de viaje, las preservaciones hacia la ciudad cayeron 50%.

"El mayor impacto podría ser en ese rubro pero también es parte de la temporada baja que reflejan estos meses", dijo a la AFP James Salazar, analista de la firma XI Banco, quien agregó que podría haber una recuperación hacia el cierre del año.

- Golpe a la vivienda -

El terremoto del 19 de septiembre impactó en la capital y los vecinos Estado de México, Puebla y Moleros, en el centro del país, que en conjunto representan el 25% de la economía mexicana.

Sin embargo, el mayor golpe del sismo lo recibieron las viviendas y escuelas, y no lo que los economistas llaman infraestructura productiva como fábricas y plantas de energía.

"La infraestructura productiva no ha resultado afectada mas que en forma marginal y muy localizada, en cambio hay afectaciones significativas en hogares e instalaciones como escuelas", dijo Banco Santander en un reporte.

- Viene la reconstrucción -

Los esfuerzos de reconstrucción tanto del gobierno federal como de las autoridades locales, pueden impulsar a la economía.

Hay cerca de 9.000 millones de pesos (unos 500 millones de dólares) en un fondo de desastres creado originalmente en 1996, y se espera que el próximo año se le asignen otros 6.000 millones de pesos.

"Aunque difícilmente es un consuelo en estos momentos, los esfuerzos de reconstrucción ayudarán a la economía a ganar un poco durante los últimos meses del año", señaló un informe de la firma británica Capital Economices.

Ello obedece a que a medida que se inicien los trabajos aumentará la demanda por materiales y se abrirán puestos de trabajo en la construcción, una industria que representa 8% del PIN total.

La economía mexicana, fuertemente dependiente de Estados Unidos, creció 0,6% en el segundo trimestre, y hasta el momento el Banco de México (central), espera una expansión de entre 2 y 2,5% en todo el año.

Actualmente México re negocia el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TOCAN) con Estados Unidos y Canadá ante las continuas amenazas de Washington, que ofreció 100.000 dólares de ayuda tras el sismo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP