La economía española creció un 0,8% en el primer trimestre del año respecto al último de 2015, anunció este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE) en una estimación preliminar.

El PIB ya había crecido un 0,8% en los dos últimos trimestres de 2015. En el conjunto del año, el crecimiento fue del 3,2%, pero el Gobierno prevé que baje al 2,7% en 2016 y suba al 2,9% en 2017.

A nivel interanual, el crecimiento registra en el primer trimestre un ligero retroceso de 0,1 puntos porcentuales, para situarse en el 3,4%. España espera que sea suficiente para facilitar la reducción del déficit público, que sigue siendo muy alto (un 5% del PIB en 2015).

El Gobierno quiere reducir el déficit al 3,6% en 2016 y la deuda pública al 99,1% del PIB. España postergó un año, hasta 2017, el plazo para que su déficit no supere el 3% del PIB, el tope impuesto por la normativa europea.

El índice de desempleo se situó en el 21% en el primer trimestre del año y se espera que pase por debajo del 20% en 2016. El Gobierno en funciones aprobará formalmente estas nuevas previsiones en el Consejo de Ministros de este viernes. Se ha comprometido a recortar el gasto público en 2.000 millones de euros, pero sin garantías de poder cumplir su promesa.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes