Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La líder conservadora escocesa, Ruth Davidson, habla durante una conferencia de prensa el 9 de junio de 2017

(afp_tickers)

Carismática, conocida por su humor y respetada incluso por sus rivales, Ruth Davidson, la jefa de los conservadores escoceses, es la antítesis de Theresa May, a quien salvó tras una espectacular votación el jueves en Escocia.

Sin el avance de los 'tories' escoceses, que de uno pasaron a 13 escaños en el parlamento, la primera ministra británica, que perdió la mayoría en estos comicios, habría quedado definitivamente condenada.

"Theresa May ya habría sido expulsada de Downing Street", subrayó el periodista y escritor escocés Allan Massie en el Sunday Telegraph.

Con este resultado, Davidson dio un segundo empujoncito a May asestando un serio revés al Partido Nacional Escocés (SNP), que perdió 21 bancas y deja así en suspenso las ambiciones independentistas de la formación.

Esta doble victoria hace que Ruth Davidson sea inevitable en la arena política británica, así como otras tres mujeres: Theresa May, Nicola Sturgeon (líder del SNP) y Arlene Foster, jefa del partido norirlandés Partido Unionista Democrático (DUP), formación en el centro de la escena, indispensable para los conservadores si quieren alcanzar una mayoría en la Cámara de los Comunes.

En Londres, algunos sueñan incluso con ver a la experiodista de 38 años "bajar" de su Escocia natal para asumir cargos a nivel nacional y dinamizar un partido sin norte desde el jueves.

Pero según uno de sus allegados, citado por la prensa británica, "Ruth prefiere quedarse en Escocia, contraer matrimonio y tener un hijo" con su novia irlandesa Jen Wilson.

La fuerte personalidad de Davidson, su homosexualidad reivindicada y sus cualidades de oradora, que no desdeña un vaso de vodka y que practica el kick-boxing, son la antítesis de Theresa May, de personalidad más discreta.

- Por un 'Brexit abierto' -

"Cuando era pequeña, las dos personas más importantes del país eran la reina y (la ex primera ministra) Margaret Thatcher. Crecí con la idea de que todo era posible para una mujer", declaró esta mujer de oscuro cabello corto a la AFP durante la campaña electoral.

Varios diputados conservadores lamentaron la campaña "catastrófica" e insulsa de Theresa May. En cambio, los comentaristas, celebraron la de su colega escocesa, ardiente defensora de la unidad del reino.

Sus ardientes discursos repletos de humor dieron en el blanco entre los electores de una región que durante mucho tiempo fue un territorio difícil para los conservadores.

"Desintoxicó la marca tory al norte de la frontera (de Inglaterra) para darle al partido lo mejor en Escocia en 34 años", escribió el domingo el Sunday Times.

Reforzada con esta victoria electoral, Ruth Davidson hizo oír rápidamente su voz para pedir garantías a Theresa May para la comunidad LGBT ante la perspectiva de un acuerdo con el partido ultraconservador DUP, que se opone a las bodas homosexuales y al aborto.

Busca igualmente imponer un tono más moderado sobre el Brexit. El 62% del padrón electoral escocés votó por permanecer dentro de la Unión Europea (UE) en el referendo de 2016.

"Siempre dije que prefería un Brexit abierto a un Brexit cerrado", repitió el sábado, para contrarrestar el Brexit "duro" promovido por Theresa May.

El resultado de las legislativas del jueves "ofrece la oportunidad de volver a analizar lo que queremos obtener cuando dejemos la Unión Europea y quiero ser parte de esas discusiones", agregó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP