Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El candidato de la derecha francesa François Fillon tras ofrecer un discurso en el que presentó los detalles de su programa político, el 4 de marzo de 2017, Aubervilliers

(afp_tickers)

La esposa del candidato de la derecha francesa François Fillon, en el centro de un escándalo por empleos ficticios, aseguró haber efectuado "tareas muy variadas" para su marido y le aconsejó luchar "hasta el final" de cara a las presidenciales.

En una entrevista que publica este domingo el Journal du Dimanche, Penelope Fillon se expresa por primera vez en público desde que estalló el escándalo.

Asegura que su marido "es el único candidato con la experiencia, la visión, el proyecto y la determinación necesarios para dirigir a Francia" y agrega que le aconsejó "seguir hasta el final" en la campaña, pero que "es él quien decidirá".

Fillon, de 63 años, intenta pasar página después de anunciarse el miércoles que podría ser imputado por la justicia en este caso.

Gran favorito de las elecciones tras su triunfo en las primarias de la derecha y el centro celebradas en octubre de 2015, Fillon cayó estrepitosamente en los sondeos electorales tras revelaciones del semanario satírico Le Canard Enchainé.

Según la publicación hubo empleos presuntamente ficticios de su mujer y dos de sus hijos como asistentes parlamentarios.

Fillon había declarado que se retiraría de la campaña presidencial si era inculpado por la justicia. Sin embargo, hace dos semanas rompió ese compromiso diciendo que se sometería exclusivamente al "sufragio universal".

El escándalo le ha valido desde entonces la deserción de 194 colaboradores de su campaña, entre ellos su portavoz y su jefe de campaña, cuando sólo faltan siete semanas para la primera vuelta de las elecciones, el próximo 23 de abril.

- Hasta que la muerte los separe -

En la entrevista publicada este domingo, día en que Fillon convocó a un acto multitudinario en la plaza del Trocadero en París, su esposa asegura haber entregado a los investigadores las pruebas de la realidad de sus actividades remuneradas.

"A través de mi abogado hice suministrar documentos a los investigadores", declara. "Correos con anotaciones demostrando que pasaron a través mío, intercambios de mails con los otros colaboradores de mi marido".

Según Penelope Fillon, "sólo él puede ser presidente. Ser capaz de soportar todo eso, es una demostración extraordinaria de coraje".

Desmintiendo rumores de hospitalización o de divorcio, la esposa del candidato agrega que estará "orgullosa de acompañarlo" si accede a la primera magistratura. "De todas formas, lo acompañaré dondequiera que vaya". "Estoy con François desde hace 36 años y lo seguiré estando por todo el tiempo que nos queda de vida".

- Manifestación será clave -

En plena hemorragia de abandonos, el entorno del veterano Alain Juppé, de 71 años, hizo saber el viernes que el segundo clasificado en las primarias de la derecha estaría dispuesto a reemplazar como candidato presidencial a Fillon, siempre que éste se retirara voluntariamente.

Pero Fillon, exprimer ministro (2007-2012), se mantiene firme y no parece dispuesto a tirar la toalla. En un video divulgado el viernes, llamó a sus partidarios a "resistir" y los convocó a la manifestación del domingo.

Todas las miradas están centradas en esa manifestación, que medirá el apoyo que tiene aún Fillon entre las bases del conservador partido de Los Republicanos (LR).

Fillon, socialmente conservador y ferviente católico, cuenta con el apoyo del movimiento Manif Pour Tous, que se manifestó masivamente durante varios meses contra la legalización del matrimonio homosexual en Francia, que impulsó el actual gobierno socialista.

- Como si no pasara nada -

Fiel a su línea combativa -"suicida" para la derecha, según sus adversarios- Fillon sigue este sábado su campaña, como si no pasara nada. Por la tarde, presentará los detalles de su programa a representantes de la sociedad civil.

Pero este "capitán del Titanic", como también es llamado el denostado candidato, se enfrenta a vientos cada vez más contrarios. Ante todo los sondeos, que lo ubican en el tercer lugar el 23 de abril, lejos detrás de la candidata de extrema derecha Marine Le Pen, y del centrista Emmanuel Macron, lo que le impediría acceder a la segunda y decisiva segunda vuelta del 7 de mayo, que enfrentará a los dos más votados.

El viernes, el partido de centroderecha UDI le retiró su apoyo y pidió "solemnemente" un cambio de candidato para evitar "un fracaso seguro".

El nombre de Juppé es el más citado. El ahora alcalde de Burdeos, además de la retirada voluntaria de Fillon, ha hecho saber que exigiría un apoyo "unánime" en el seno de LR.

Juppé, ex primer ministro en los años 1990 y luego varias veces ministro, fue claramente derrotado por Fillon en las primarias de la derecha y del centro de noviembre pasado, y es considerado un político más moderado.

Según un rápido sondeo divulgado el viernes, si fuera candidato Juppé superaría ligeramente en la primera vuelta de la elección presidencial a Macron y a Le Pen.

En todo caso, la próxima fecha clave es el 17 de marzo, cuando se cumple el plazo para presentar las 500 firmas necesarias de cargos electos para poder ser candidato a la presidencia.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP