Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente francés, François Hollande, saluda junto al presidente interino de la UEFA, Ángel María Villar, durante el partido entre Francia y Rumanía que inauguró la Eurocopa, en el Estadio de Francia de París el 10 de junio de 2016

(afp_tickers)

Nada que ganar y mucho que perder. La Eurocopa constituye para el presidente francés, el socialista François Hollande, un gran desafío, en un contexto de huelgas, pero es poco probable que le beneficie para las elecciones de 2017.

El evento, el último de esta envergadura en el país antes de las presidenciales de 2017, comenzó en un clima tenso, entre el miedo a atentados y una protesta social con huelgas que se eternizan. Además Hollande bate récords de impopularidad en los sondeos.

El presidente disfrutará del espectáculo como gran aficionado al fútbol que es. El interrogante es si sacará tajada de la Eurocopa en el caso de que transcurra sin grandes manifestaciones ni caos en los transportes, o incluso de una victoria o buen desempeño de la selección francesa. La mayoría de los expertos lo dudan.

"¡No, por supuesto que no, claro que no! Tenemos un presidente extremadamente impopular. No puede haber un beneficio sustancial para François Hollande", resume el politólogo Gaël Sliman, del instituto de sondeos Odoxa. Esto no cambiará con la Eurocopa, pero Hollande puede "derrumbarse literalmente" si fracasa, añade.

"Si los movimientos sociales, las dificultades diversas, el terrorismo continúan" aunque Francia ganara la Eurocopa tendría "efectos mínimos" para el presidente, abunda Paul Diestchy, un historiador especialista en deporte.

Habría alborozo, pero es "una emoción bastante efímera (...) los franceses son lo suficientemente inteligentes para distinguir entre este período corto y la vida diaria", estima.

Ocho meses después de los ataques yihadistas del 13 de noviembre de 2015 en París (130 muertos y cientos de heridos), el miedo a un nuevo atentado es real.

Además, Francia arrastra tres meses de movilización social contra la reforma laboral, salpicada de actos violentos de alborotadores, y es posible que continúe durante la Eurocopa.

- 'Fiesta aguada' -

"No le perdonarán a François Hollande que agüe la fiesta dejando que la basura desborde en las calles, ni los trenes bloqueados", explica Gaël Sliman.

Según varios sondeos recientes, la mayoría de los franceses (54%) desaprueba la continuación de las huelgas y manifestaciones y casi seis de cada diez responsabiliza a Hollande y a su primer ministro, Manuel Valls, de la situación.

El presidente asistirá a todos los partidos de la selección en la fase de grupos.

En el pasado, la victoria de Francia en casa se tradujo en una mejora de la popularidad para los dirigentes, como en el Mundial de 1998. Tanto el presidente de derecha de entonces Jacques Chirac como su primer ministro, el socialista Lionel Jospin, con el que cohabitaba políticamente, se beneficiaron de ello.

Los expertos recuerdan, sin embargo, que su popularidad ya había subido antes del comienzo del Mundial gracias a una coyuntura económica favorable.

En su visita de hace una semana a los jugadores de la selección francesa, Hollande sacó a relucir las presidenciales de 2017. En una competición, "nada está cantado de antemano", dijo y añadió: con frecuencia, los "favoritos" no son los preferidos.

Y es que guarda en mente que un año antes de su elección se le conocía como el "señor 3%", en referencia al porcentaje que le atribuían los sondeos para las primarias socialistas, en los que se imponía el exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP