Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de finanzas de Grecia, Euclid Tsakalotos (I); el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin (C); y el ministro de Finanzas italiano, Pier Carlo Padoan (2-D); el 11 de julio de 2016, en una reunión del Eurogrupo en Bruselas

(afp_tickers)

Los ministros de Finanzas de la zona euro convinieron este lunes declarar a España y Portugal en incumplimiento de las reglas del déficit fiscal, abriendo así el procedimiento para una sanción, una decisión inédita que puede despertar críticas en una Europa paralizada por el Brexit.

"Los miembros de la Eurozona darán mañana [martes] el apoyo unánime a las recomendaciones de la Comisión", dijo Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo y ministro de Finanzas holandés, en conferencia de prensa.

La Comisión Europea abrió el jueves la vía a un proceso de sanciones inéditas a España y Portugal por incumplir las normas del déficit, a pesar del temor a que la ortodoxia fiscal y las políticas de austeridad que emanan de Bruselas alimenten los movimientos antieuropeos a la sombra del Brexit.

Los ministros de los 19 países de la zona euro discutieron esta constatación de la Comisión y, según Dijsselbloem, confirmaron el incumplimiento por parte de ambos países.

"Desde el momento en que (los ministros) van en nuestro sentido, se abre un período de 20 días que es importante acortar", señaló en la rueda de prensa el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

"Vamos a iniciar un proceso de diálogo con los ministros de los países concernidos" para que argumenten las razones de los incumplientos del déficit, añadió. Luego de esta etapa, la Comisión podrá proponer sanciones, que pueden llegar a 0,2% del PIB "como máximo, y como mínimo a cero", recordó.

- 'No podemos esperar' -

Pero advirtió que los argumentos "deben llegar lo más rápidamente posible para que la decisión sea rápida".

España y Portugal tendrán a partir del martes un plazo de diez días para presentar sus argumentos y eventuales correcciones de la senda fiscal para este y el próximo año.

Una tarea complicada en España, a falta de un gobierno desde las elecciones de diciembre pasado, repetidas en junio.

"No podemos esperar indefinidamente tal o tal etapa democrática", dijo Moscovici, recordando que la decisión sobre España fue retrasada desde mayo.

"Hay un gobierno, un Estado y por lo tanto se deben tomar los compromisos necesarios", añadió.

España incumplió los objetivos de déficit en 2015, cuando el desajuste en las cuentas públicas alcanzó 5,1% del PIB, muy por encima del 3% que establece el pacto de estabilidad y crecimiento y del fijado por la Comisión (4,2%).

En 2016 el déficit podría incluso empeorar, teniendo en cuenta que, desde hace seis meses, España vive una parálisis política que forzó la convocatoria de unas nuevas elecciones generales en junio.

El saliente presidente del gobierno conservador, Mariano Rajoy, que salió reforzado en estos segundos comicios aunque sin mayoría absoluta, había impulsado un histórico esfuerzo de austeridad para reducir el déficit del 10,4% en 2012 al 5% el año pasado.

Portugal tuvo por su parte en 2015 un déficit del 4,4% a pesar de que se había fijado el objetivo de dejarlo en menos de 3%.

- La multa, una 'sinrazón' -

El viernes, la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Saenz de Santamaría, había asegurado que España confiaba en evitar una sanción.

Para ello, el ministro saliente de Economía español, Luis de Guindos, adelantó que destacaría el esfuerzo fiscal que realizó España.

"España era un auténtico problema para la UE y planteaba riesgos a la estabilidad económica y financiera de Europa simplemente hace cuatro años", explicó De Guindos.

"Hoy somos la economía que más crece, no planteamos ningún tipo de inestabilidad desde el punto de vista financiero, bancario, económico, al revés, aportamos al crecimiento de Europa", insistió declarándose optimista con evitar la sanción por la "sinrazón que supondría".

Por su parte, el ministro de Finanzas portugués, Mario Centeno, señaló que una eventual sanción reducida a cero "es una salida posible". "Es evidente que una sanción cero sería un resultado que garantizaría la ausencia de consecuencias fiscales directas", dijo.

Desde la instauración de nuevos procedimientos presupuestarios europeos tras la crisis de la deuda en la zona euro, la Comisión tiene la posibilidad de sancionar financieramente a los que no cumplan en materia presupuestaria, con multas de hasta un 0,2% del PIB del país afectado.

Si se confirmaran las sanciones, España y Portugal serían los primeros países de la zona euro en recibir un multa por incumplimiento del déficit.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP