Navigation

La evacuación de cuatro ciudades sirias asediadas fue retrasada, según el OSDH

Rebeldes y personal de Naciones Unidas caminan junto a una caravana humanitaria con comida e insumos médicos cerca de la asesiada ciudad de Kafraya, en Siria, el 14 de marzo de 2017 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 04 abril 2017 - 09:20
(AFP)

La puesta en marcha de un acuerdo para la evacuación de cuatro localidades asediadas en Siria fue retrasada en negociaciones de último minuto, informó este martes el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

La evacuación de más de 30.000 personas de Fua, Kafraya, Madaya y Zabadani, auspiciada por Catar, aliado de los rebeldes, e Irán, apoyo del régimen, debía comenzar este martes pero fue aplazada a más adelante, para entre el jueves y el domingo, señaló la organización.

Fua y Kafraya son dos localidades chiitas en manos de las fuerzas gubernamentales en la provincia de Idlib (noroeste), asediada por los insurgentes, mientras que Madaya y Zabadani son enclaves rebeldes cercados por las fuerzas del régimen en la provincia de Damasco.

Los habitantes de las cuatro localidades expresaron sus reservas sobre las evacuaciones, explicó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

Según el acuerdo inicial, el conjunto de los 16.000 habitantes de Fua y Kafraya debían abandonar estas ciudades, pero en lo que concierne a Madaya y Zabadani "la cuestión es saber si todos los civiles quieren irse, que algunos deseaban quedarse", agregó.

Tampoco está claro "si las fuerzas del régimen van a retomar (esas dos localidades) o si hay un acuerdo únicamente para izar la bandera", afirmó.

Desde el inicio de la guerra han tenido lugar varias operaciones de evacuación, especialmente para bastiones insurgentes asfixiados por un largo asedio. En esos casos, el régimen apostaba por lo que califica de "reconciliación local".

Las cuatro localidades forman parte de un acuerdo concluido en 2015 que incluye evacuaciones y entrega de cargamentos de ayuda humanitaria. Los últimos llegaron a las zonas bajo asedio en noviembre.

Según la ONU, 4,72 millones de personas viven en lugares de difícil acceso en el país, particularmente 600.000 bloqueadas en zonas asediadas por uno u otro bando.

Más de 320.000 personas han muerto en Siria desde el inicio del conflicto en marzo de 2011.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.