Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de Nkosazana Dlamini Zuma en Durban, Sudáfrica, el 3 de septiembre de 2017

(afp_tickers)

La exesposa del presidente sudafricano Jacob Zuma, Nkosazana Dlamini Zuma, anunció este jueves que retomó su escaño de diputada, en un nuevo paso previo de su campaña para encabezar la dirección del ANC en el poder y suceder al actual mandatario.

El Congreso Nacional Africano (ANC) elegirá en diciembre a su nuevo líder, en reemplazo de Zuma. Un cargo clave, porque el líder del partido que salga vencedor en las elecciones de 2019 se convertirá en jefe del Estado.

Desde hace varios meses, la exjefa de la Comisión de la Unión Africana (UA) y exministra, Nkosazana Dlamini Zuma, de 68 años, se posiciona con miras a estas etapas cruciales.

Antes, a comienzos de año, dejó su cargo en la UA. Luego tuvo muchas actividades en Sudáfrica en el campo empresarial, giras en las diferentes secciones del ANC, y el jueves se reintegró a la vida política sudafricana al prestar juramento como diputada.

"Regreso (al parlamento) a petición del ANC para servir al pueblo sudafricano", declaró en su cuenta Twitter. "Regreso determinada a contribuir a aplicar las decisiones del ANC, en particular para mejorar fundamentalmente la vida de la población", añadió.

Dlamini Zuma toma el lugar dejado vacante por un diputado que renunció.

En la carrera hacia la dirección del ANC, figura como favorita junto al actual vicepresidente, Cyril Ramaphosa, aunque no se haya declarado oficialmente como candidata.

Ya recibió el apoyo de la poderosa Liga de las mujeres, de la Liga de la juventud del partido y especialmente de Jacob Zuma, con quien tuvo cuatro hijos y con quien mantiene buenas relaciones pese a su divorcio de 1998.

"Como una gran partidaria de Jacob Zuma y miembro de su familia cercana, Dlamini Zuma protegerá al presidente y a sus aliados", dijo el jefe de su grupo parlamentario, John Steenhuisen.

Zuma está salpicado desde hace meses por una larga serie de escándalos de corrupción y bajo la amenaza de una imputación en el marco de un viejo caso de sobornos, relacionados con contratos de armamento firmados en 1999.

El ANC, que domina la vida política sudafricana desde el fin oficial del apartheid, en 1994, está profundamente dividido entre los partidarios y los adversarios de Zuma.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP