Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Fuerzas de seguridad paquistaníes en el lugar de la explosión que dejó siete muertos la víspera, el 24 de febrero de 2017 en Lahore

(afp_tickers)

La explosión que destrozó el jueves un edificio de Lahore causando la muerte a siete personas, según un nuevo balance, no se debió al estallido de una bomba como anunció la policía en un primer momento, sino por un escape de gas, afirmaron las autoridades locales.

"La explosión de ayer fue por un accidente. No fue causada por explosivos y no hay que atribuirla al terrorismo", declaró Rana Sanaullah, ministro de Justicia de la provincia de Punyab, de la cual Lahore es la capital, en una conferencia de prensa.

"La presencia de bombonas de gas y escapes en el lugar fue confirmada", agregó.

El balance de la explosión asciende a siete muertos y 28 heridos, precisó el ministro.

La explosión se produjo el jueves por la mañana en el barrio Defense Housing Authority, conocido por sus negocios y cafeterías elegantes, y destrozó un edificio que estaba en obras.

El jueves, un portavoz de la policía y otras autoridades locales afirmaron que se debió a una bomba.

Pakistán atraviesa un momento de extrema tensión tras una decena de atentados y sucesos de violencia las últimas dos semanas en los que unas 130 personas murieron.

Lahore ya sufrió un atentado suicida el 13 de febrero que se cobró 14 vidas.

Los ataques fueron reivindicados por los talibanes paquistaníes (TTP) y por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El ejército paquistaní anunció el miércoles el lanzamiento de una operación antiterrorista en todo el país.

AFP