Bajo una marea de banderas nacionales, un muchedumbre de polacos inició este lunes la Marcha de la independencia, organizada desde hace diez años en Varsovia por la extrema derecha.

"Dios, honor y Patria", corearon los manifestantes, al inicio de la marcha, tras haber entonado el himno nacional.

Con el paso de los años, esta marcha inicialmente marginal se ha convertido en una de las manifestaciones más espectaculares de la celebración en Polonia de la recuperación por este país de la soberanía nacional, el 11 de noviembre de 1918, tras 123 años de ocupación por la Rusia zarista, por Prusia y por el Imperio austro-húngaro.

"Es la mayor manifestación patriótica antiglobalización y políticamente incorrecta en Europa", se vanaglorió el lunes en Twitter Krzysztof Bosak, diputado de extrema derecha elegido en octubre en el nuevo parlamento polaco.

El gobierno y el presidente, aunque forman parte de la derecha conservadora y nacionalista, ignoraron la marcha pero participaron en ceremonias oficiales tradicionales.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes