Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La Plaza Roja de Moscú el 28 de octubre de 2016

(afp_tickers)

El opositor ruso Vladimir Kara-Mourza, hospitalizado desde hace cinco días y que sigue en un estado "crítico", fue intoxicado por una "sustancia desconocida", dijo este martes a AFP su mujer Evguenia.

El jueves, Kara-Mourza, que coordina las actividades de Rusia del movimiento Open Rusia del exoligarca en exilio Mijaíl Jodorkovski fue puesto bajo asistencia respiratoria y cuidados intensivos.

"Su estado es crítico pero estable", dijo a AFP su mujer, explicando que el "diagnóstico oficial es una importante intoxicación provocada por una sustancia desconocida".

Los médicos todavía no han logrado establecer el origen de la intoxicación, añadió, y anunció haber enviado muestras de sangre a laboratorios de Francia e Israel.

"Los análisis de los laboratorios en Rusia no han llevado a ningún sitio", indicó.

Por su parte Vadim Prokhorov, el abogado del opositor, confirmó a AFP que los médicos habían detectado la presencia de "sustancias tóxicas desconocidas".

En 2015, Vladimir Kara-Mourza fue hospitalizado por un fallo renal agudo. Los médicos encontraron entonces en su sangre restos de una intoxicación por metales pesados.

Después de recuperarse, el opositor había pedido al comité de investigación ruso abrir una investigación para determinar si había sido envenenado voluntariamente.

Dentro de la organización Open Russia, Kara-Mourza lleva a cabo entre otros un proyecto para apoyar a jóvenes opositores en las próximas elecciones legislativas, en septiembre.

El anuncio de su hospitalización provocó numerosas reacciones en todo el mundo, entre ellas la del senador estadounidense Marco Rubio, que acusó directamente al presidente ruso, Vladimir Putin, de haber envenenado al opositor.

AFP