AFP internacional

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, llega a la Cumbre de ministros de Finanzas del G7, el 11 de mayo de 2017 en Bari, Italia

(afp_tickers)

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos considera que "pronto" será tiempo de volver a subir las tasas de interés, según la minuta de la última discusión de política monetaria divulgada este miércoles.

Los miembros del banco central podrían, sin embargo, esperar para confirmar que los signos de débil crecimiento del primer trimestre fueron meramente temporales, dice el documento.

Asimismo señalaron que los planes del presidente Donald Trump de aumentar los gastos podrían estimular la economía aún cuando los detalles de esos planes "siguen siendo altamente inciertos".

Algunos de los participantes en las deliberaciones de los días 2 y 3 de mayo, "expresaron preocupación" por las ideas de la administración Trump de atenuar las regulaciones a las actividades bancarias. Consideraron que eso "podría aumentar los riesgos para la estabilidad financiera", según la minuta.

En esa reunión del comité de política monetaria de la Fed (FOMC) se decidió por unanimidad mantener las tasas de interés sin cambios en un rango entre 0,75% y 1,0% tal como esperaban los analistas.

Los miembros del FOMC atribuyeron el tímido crecimiento económico de Estados Unidos en el primer trimestre a "factores transitorios".

Si, como se espera, la economía sigue creando empleos y mejoran los salarios, deberían aumentar el gasto de los consumidores y las inversiones de las empresas por lo que varios miembros de la Fed consideraron que "sería apropiado subir pronto" las tasas, dice el informe.

Las tasas fueron aumentadas en diciembre y marzo debido a la sostenida creación de empleos y algunas presiones sobre los precios en medio del optimismo generado por la llegada a la Casa de Blanca de Donald Trump, con la promesa de recortar impuestos y gastar más en infraestructura para estimular el crecimiento económico.

Muchos observadores esperan que la Fed aumente dos veces más las tasas en lo que queda del año. Estiman que el primer aumento será decidido en la reunión de junio del FOMC y el segundo en la que realizará en setiembre.

No obstante y sorprendentemente la minuta deja planteadas algunas dudas sobre ese calendario.

Varios miembros consideraron prudente esperar a contar con datos que confirmen que "el reciente enlentecimiento de la actividad económica haya sido algo transitorio antes de dar otro paso" hacia tasas más altas.

Al mismo tiempo, consideraron como un caso aislado el débil crecimiento de 0,7% en el primer trimestre y que fue el menor en 3 años.

Destacaron la fortaleza del mercado laboral y advirtieron, por ejemplo, que el gasto en energía en el primer trimestre fue menor debido a que el invierno estadounidense fue menos frío de lo normal.

Varios economistas también consideran que es habitual que el crecimiento en el primer trimestre sea bajo e insisten en la necesidad de que la Fed aumente dos veces más las tasas.

Integrantes de la Fed también dijeron esperar un aumento de la demanda de exportaciones estadounidenses debido a que han mermado los riesgos económicos internacionales, según las actas de la reunión.

AFP

 AFP internacional