No existe prácticamente ninguna posibilidad de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) aumente las tasas de interés la próxima semana, en función de la desaceleración del crecimiento de la economía mundial.

Con una inflación aún moderada, los economistas prevén también que los funcionarios de la Fed volverán a reducir el número de aumentos de tasas este año, en comparación con los dos proyectados en diciembre.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, anunciará el miércoles la segunda decisión política del año del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés), que fija las tasas.

Las tasas de interés de referencia fluctúan actualmente en un rango de 2,25% a 2,5% y los mercados de futuros no conocerán más alzas de sus tasas en 2019.

Los inversores estiman que las probabilidades de que el banco central cambie de orientación y comience a recortar las tasas en los próximos 10 meses son de una cada tres.

Con la caída del desempleo y, eventualmente, el aumento de los salarios, la inflación podría aumentar en el verano boreal, obligando a la Fed a actuar.

Pero en sus declaraciones ante el Congreso, el mes pasado, Powell dijo que anticipa que los bajos precios de la energía llevarán a la inflación aún más por debajo del objetivo del 2% establecido por la Fed, al menos por un tiempo.

- Cautela -

Otros jugadores influyentes en el FOMC también intervinieron pidiendo cautela.

El presidente de la Fed de Nueva York, John Williams, dijo este mes que espera que el crecimiento económico se desacelere "considerablemente" en 2019.

Y el gobernador de la Reserva Federal, Lael Brainard, afirmó que era hora de "un período de espera vigilante".

Sus comentarios marcaron un cambio significativo: seis meses antes, Brainard sugirió que la Fed iba a continuar subiendo las tasas durante 2019.

"Este es un mundo completamente diferente", dijo a la AFP Kathy Bostjancic, jefa de servicios de macroinversión en Estados Unidos de Oxford Economics.

"Creo que se han sorprendido de que la inflación no haya subido", agregó.

La caída de Wall Street en diciembre, cuando el S&P 500 perdió casi el 10% de su valor, fue un momento de aprendizaje, consideró.

"Pienso que los mercados los asustaron un poco y que eso los ha llevado a decidir hacer una pausa por un tiempo".

Su firma, como muchas otras, redujo su pronóstico a un único aumento de tasa este año.

Bostjancic espera que el crecimiento económico del primer trimestre se desacelere a 0,7%, su ritmo más lento en más de tres años.

El aumento del nivel de empleo se detuvo en febrero, pero en promedio ha mantenido un buen ritmo y el sector de la vivienda muestra signos de recuperación.

Un interrogante importante sigue siendo el alcance de las desaceleraciones en China y Europa.

Sin embargo, Joseph Gagnon, miembro principal del Instituto Peterson de Economía Internacional, dijo que el crecimiento de Estados Unidos debería ser más sólido durante el resto del año.

Los responsables de la Fed "están pensando que la desaceleración está ahora por debajo de su potencial", estimó.

"Si la economía sigue funcionando al 2%, se justificaría otra subida de tasas en algún momento", apuntó Gagnon.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes