Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El exdirector general de France Telecomn Didier Lombard, en 2010 en una rueda de prensa en Túnez

(afp_tickers)

La Fiscalía de París pidió un juicio por "acoso moral" contra France Télécom y su expresidente director general Didier Lombard en el caso vinculado a los suicidios de empleados de la empresa, informó este jueves una fuente judicial.

France Télécom, Didier Lombard y otros ejecutivos del grupo son sospechosos de haber aplicado una política de desestabilización de los empleados para acelerar las renuncias en la empresa, afectada por una ola de suicidios de asalariados en 2008 y 2009.

France Télécom, ahora Orange, es la primera gran empresa señalada por acoso moral. Un proceso judicial conduciría a la justicia a pronunciarse sobre el primer caso de acoso a gran escala en una empresa de este tamaño.

En su requerimiento, con fecha de 22 de junio, la fiscalía también pide un proceso por acoso moral para otros dos dirigentes, Louis-Pierre Wenes, antiguo número dos, y Olivier Barberot, exresponsable de recursos humanos, y para cuatro ejecutivos por complicidad, indicó a AFP una fuente judicial.

El juez de instrucción, que instruye este caso que conmocionó a la opinión pública francesa, debe decidir el camino a seguir.

La fiscalía reprocha a France Télécom que aplicara desde 2007, mediante "acciones repetidas", una política empresarial que tuvo como efecto "desestabilizar" a los empleados y "crear un clima profesional de ansiedad", en un contexto delicado de reestructuración, según una fuente cercana a la investigación.

Se cita a hasta 39 víctimas en relación con el periodo 2006-2011: 19 se suicidaron, 12 lo intentaron y ocho sufrieron depresiones o estuvieron de baja.

Según los sindicatos y la dirección, 35 asalariados se quitaron la vida en 2008 y 2009.

Para los demandantes, los suicidios son la consecuencia de un "sistema" que apuntaba a empujar fuera de la empresa a los asalariados a partir de 2004, cuando el Estado pasó a ser un accionista minoritario.

Tras ser privatizada, France Télécom se fijó el objetivo de suprimir 22.000 puestos de trabajo entre 2006 y 2008 y cambiar de oficio a 10.000 empleados.

"Las torpes declaraciones de Didier Lombard ofrecieron una ocasión para montar un proceso fundado en el acoso moral que no se basa en ningún elemento serio", declaró por su parte Jean Veil, el abogado del expresidente.

"En 2007 se irán de una forma u otra, por la ventana o por la puerta", había declarado Didier Lombard en 2006 en una reunión de ejecutivos de la empresa.

Acostumbrado a ese tipo de declaraciones, Lombar dijo en 2010 que "el suicidio estaba de moda", una frase que provocó un gran escándalo y condujo a su renuncia.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP