Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El predicador turco Fethullah Gülen, en una imagen del periódico Zaman Daily publicada el 24 de septiembre de 2013 y tomada en su residencia de Saylorsburg, en Pennsylvania (EEUU), donde está exiliado

(afp_tickers)

La fiscalía turca pidió dos condenas de cadena perpetua para Fethullah Gülen, el predicador exiliado en Estados Unidos acusado de haber preparado el fallido golpe de Estado del 15 de julio, mientras seguía la purga contra supuestos simpatizantes en decenas de empresas de Estambul.

Según un documento de 2.527 páginas aprobado por la fiscalía de la región occidental de Usak, Gülen está acusado de "intentar destruir el orden constitucional por la fuerza" y "de formar y de conducir grupos terroristas armados", entre otros cargos, dijo la agencia Anadolu.

De los 111 sospechosos involucrados en el caso, 13 están detenidos, dijo el medio. Todos se enfrentan a penas de prisión que van de los dos años de cárcel a la cadena perpetua.

Según el documento de la formulación de cargos, una red de organizaciones 'gülenistas', que el Gobierno turco denomina con el acrónimo FETO, infiltró los archivos estatales a través de miembros que trabajaban en instituciones públicas y organismos de inteligencia.

La fiscalía indicó que el grupo había utilizado su red de fundaciones, escuelas, empresas, dormitorios para estudiantes, medios y empresas de seguros para tomar el control de instituciones estatales.

Turquía pide con insistencia a Estados Unidos desde el golpe fallido del 15 de julio la extradición del predicador turco, bestia negra del presidente Recep Tayyip Erdogan, y reprocha a Estados Unidos que no haya respondido a la solicitud de extradición.

Desde Pensilvania, Gülen ha negado todas las acusaciones.

- Un proceso "justo e imparcial" para Gülen -

Durante la jornada, el primer ministro turco, Binali Yildirim, dijo en su discurso semanal ante los diputados de la formación oficialista Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) que es partidario de un proceso "justo e imparcial" para Gülen.

"Gülen va a volver a Turquía y rendirá cuentas", afirmó.

En sus declaraciones, Yildirim pareció dar marcha atrás sobre la posibilidad de un restablecimiento de la pena de muerte.

"Una persona solo muere una vez cuando es ejecutada. Existen formas de vivir que se parecen más a la muerte para este tipo de personas", sostuvo.

"La gente quiere el restablecimiento de la pena, pero no creo que llegado el momento de un debate parlamentario sobre el tema los diputados vayan a aprobarlo", estimó una fuente gubernamental.

En tanto, la purga de supuestos simpatizantes de Gülen o de personas que hubieran apoyado el fallido golpe de Estado siguió con una vasta operación en Estambul. Desde el 15 de julio han sido arrestadas más de 35.000 personas, de las cuales 11.597 han sido liberadas.

Este martes, 80 personas fueron detenidas, informaron medios locales.

Por su parte, la fiscalía de Estambul anunció que 239 de sus empleados, incluyendo a varios letrados, fueron detenidos el lunes.

En una conferencia de juristas, Erdogan insistió que "todas las detenciones han sido realizadas respetando la ley" y el estado de emergencia decretado después del golpe de Estado fallido, desestimando así las críticas internacionales.

"A día de hoy, un mes después del golpe de Estado, ningún dirigente occidental ha visitado todavía nuestro país", lamentó el hombre fuerte de Ankara.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP