Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, habla en un evento sobre mujeres, en Washington, el 14 de junio de 2016

(afp_tickers)

La fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, aseguró este viernes que aceptará plenamente las recomendaciones del FBI al finalizar las investigaciones sobre los correos de Hillary Clinton, descartando de esa forma sospechas de interferencias políticas en el caso.

Las recomendaciones formuladas por los investigadores del FBI serán "revisadas por supervisores de carrera en el Departamento de Justicia y el director del FBI, y entonces me serán presentadas a mí. Y yo espero aceptarlas", dijo Lynch, quien es también la secretaria de Justicia.

La fiscal general se encontraba bajo una enorme presión tras conocerse la noticia de un encuentro mantenido con el expresidente Bill Clinton el jueves en Arizona, lo que dio lugar a temores de que influencias políticas comprometan la integridad de la investigación del FBI contra la esposa del exmandatario, la aspirante del partido Demócrata a la Casa Blanca.

En una tentativa por disipar la nube de sospechas que se formó por su encuentro con el expresidente Clinton, Lynch aseguró que aceptará las "recomendaciones" de los agentes del FBI "y sus planes para seguir adelante".

El caso, añadió la fiscal, "será resuelto por el equipo que ha estado trabajando en esto desde el inicio", compuesto por "agentes de carrera e investigadores" en el Departamento de Justicia.

- Diálogo sobre nietos -

Lynch aseguró que el encuentro con el expresidente y marido de la actual aspirante presidencial demócrata no guardó ninguna relación con la investigación que la policía federal lleva adelante sobre el uso de un servidor privado de correo cuando Hillary era secretaria de Estado (2009-2013).

En ese encuentro, dijo Lynch, ella y el expresidente hablaron de sus nietos y de viajes, pero inmediatamente admitió que el encuentro ha despertado dudas. "Entiendo la forma en que la gente lo ve", dijo Lynch este viernes, para añadir que "ciertamente no lo haría de nuevo porque arroja una sombra" sobre la investigación.

Lynch y el expresidente Clinton se conocen desde hace años, ya que él la había nombrado fiscal de distrito de Nueva York en 1999.

Por su parte, el aspirante presidencial Donald Trump -quien casi con seguridad se enfrentará a Hillary Clinton en las elecciones de noviembre- no ahorró artillería contra Lynch a raíz del encuentro, alimentando las sospechas.

Ese encuentro entre Lynch y el expresidente "era un secreto. Nadie debía saberlo pero fue descubierto por un reportero", afirmó Trump este viernes en la red social Twitter.

En otro mensaje, Trump señaló que toda la investigación "está amañada. ¿Alguien realmente cree que esa reunión fue una coincidencia?".

- Tema hipersensible -

La investigación del FBI contra la exsecretaria de Estado y favorita para las elecciones presidenciales de este año se convirtió en un asunto hipersensible durante la campaña y constituye uno de los principales puntos de ataque por parte de Trump y el partido Republicano.

El escándalo se arrastra desde que se descubrió que cuando era secretaria de Estado, Clinton ordenó la instalación de un servidor privado de correo electrónico en su domicilio, a pesar de las recomendaciones en contra formuladas por técnicos del departamento de Estado.

Al revelarse el escándalo, Clinton dijo que había borrado unos 30.000 correos personales de ese servidor, pero nunca fue posible establecer con exactitud qué material fue excluido.

Las investigaciones buscan determinar si ella utilizó ese servidor para hacer circular documentos reservados de la diplomacia estadounidense y si los servidores fueron objeto de ataques por parte de piratas informáticos.

Al inicio de la campaña, Clinton llegó a afirmar que ni siquiera consideraba la posibilidad de que el FBI pida la apertura de acciones legales contra ella por este caso, pero los republicanos no dejan pasar oportunidad de recordar que la favorita a las elecciones es objeto de una investigación federal.

Clinton ya admitió que fue un error haber utilizado ese servidor privado de correos durante su gestión.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP