Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La directora general del FMI, Christine Lagarde, habla durante una charla sobre previsiones económicas y prioridades políticas el pasado 12 de abril en Bruselas

(afp_tickers)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aumentó ligeramente este martes su pronóstico de crecimiento de la zona euro para 2017, a un 1,7%, aunque advirtió del impacto en su actividad del Brexit y las próximas citas electorales en Europa.

En su informe de primavera sobre las perspectivas de la economía mundial, la institución monetaria internacional eleva su proyección para 2017 respecto a sus previsiones de enero, aunque mantiene estable la de 2018 en el 1,6%.

La "recuperación en la zona euro" registrará en los próximos años un avance "a un ritmo más o menos parecido al de 2016", cuando la expansión en los 19 países del euro registró un 1,7%, apunta el informe.

Entre los factores de este "ligero repunte", el FMI destaca "una orientación fiscal levemente expansiva, condiciones financieras acomodaticias, un euro más débil y los efectos de contagio beneficiosos del probable estímulo fiscal estadounidenses".

Sin embargo, "la incertidumbre política que suscitan las elecciones venideras en varios países, sumada a la incertidumbre en torno a la futura relación entre la UE y el Reino Unido, presuntamente afectarán la actividad", advierte.

El Gobierno británico activó oficialmente el pasado 29 de marzo el proceso de salida de la UE, dando paso a hasta dos años de complicadas negociaciones de divorcio con sus socios europeos en un contexto de cruciales elecciones en Francia (de abril a junio) y Alemania (septiembre).

El FMI eleva la previsión de España para el presente año del 2,3% al 2,6%, por encima de las previsiones para las tres principales economías de la zona euro: Alemania (1,6%), Francia (1,4%) e Italia (0,8%).

En 2018, la expansión sería menor en España (2,1%) y en Alemania (1,5%), mientras que aumentaría en Francia (1,6%) y se mantendría estable en Italia (0,8%).

En el período marcado por las negociaciones del Brexit, la economía de Reino Unido, que no forma parte de la zona euro, registraría una expansión del 2% en 2017 y del 1,5% en 2018, en progresión de un 0,5% y de un 0,1% respectivamente respecto a las previsiones de enero del FMI.

Este informe no tiene en cuenta el probable adelanto electoral en Reino Unido el 8 de junio, que la primera ministra británica, Theresa May, propuso este martes para afrontar con más fuerza las negociaciones de salida de la Unión Europea.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP