Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Planta de acero de la alemana ThyssenKrupp CSA Siderurgica Do Atlantico a 60 km del centro de Rio de Janeiro, el 18 de junio de 2010

(afp_tickers)

La producción industrial brasileña cayó 0,1% en enero respecto a diciembre, pero creció 1,4% en la comparación interanual, interrumpiendo 34 meses negativos, revelaron este martes datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE)

El leve retroceso mensual -medido sin la influencia de factores estacionales-, puso fin a una tendencia positiva registrada en los dos últimos meses de 2016, aunque superó las expectativas de los 24 analistas consultados por el diario económico Valor, que en promedio esperaban una baja de 0,4%, en consonancia con lo pronosticado por los 41 especialistas sondeados por Bloomberg.

En la medición contra enero del año pasado, las expectativas recogidas por Valor eran de un avance de 1%.

La producción fabril brasileña terminó 2016 con una merma de 6,6% y remachó su tercera baja anual consecutiva, reflejo de la severa crisis económica que atraviesa el país y que llevó a una fuerte contracción económica de 3,6% el año pasado. Junto con la caída del PIB de 3,8% registrada en 2015, Brasil enfrenta la peor recesión de su historia moderna.

El consenso es que la salida de la crisis será lenta.

Las expectativas del mercado son de un crecimiento del PIB de 0,49% en 2017 y de 2,39% en 2018. La OCDE prevé por su lado un crecimiento nulo este año y una expansión de 1,2% el próximo.

El gobierno conservador del presidente Michel Temer impulsa un programa de ajustes, que incluye reformas espinosas como la del sistema de jubilaciones, en un contexto en que la inflación cede y las tasas caen.

Temer sucedió a Dilma Rousseff (2011-2016) el año pasado a través de un traumático proceso de impeachment y afirma que su mayor objetivo es recuperar el empleo, actualmente en un récord de 12,6%.

La industria podría jugar un papel clave en ese proceso, aunque por el momento sus números distan mucho de ser ideales.

El uso de la capacidad instalada de la industria brasileña cayó a fines de 2016 al 76%, su piso en 14 años, según datos de la Confederación Nacional de Industria (CNI).

Las últimas estimaciones de operadores de mercado publicadas en la encuesta Focus del Banco Central prevén un aumento de 1,09% de la producción industrial en 2017.

De los 24 sectores analizados por el IBGE para medir el desempeño fabril de enero, la mitad registraron tasas negativas.

La producción de automóviles, remolques y carrocerías cortó el repunte del último bimestre de 2016 y retrocedió 10,7%; la de equipos de informática, electrónicos y ópticos cayó 12,5%.

La producción de bienes durables bajó 7,3% y la de bienes de capital 4,1%.

Entre los rubros con mejoras, destacaron los derivados del petróleo y los biocombustibles, que crecieron 4%.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP