Navigation

La inflación de Brasil fue de 0,26% en octubre, la menor para ese mes en 16 años

Una mujer compra comestibles en un supermercado en Rio de Janeiro, el 21 de diciembre de 2015 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 09 noviembre 2016 - 14:49
(AFP)

Brasil registró una tasa de inflación de 0,26% en octubre, la menor para ese mes desde 2000, en una nueva señal de la tendencia a la desaceleración que registran los precios en la mayor economía latinoamericana.

El dato de octubre estuvo levemente por debajo de la media de 0,28% que esperaban las instituciones financieras consultadas por el diario económico Valor.

En septiembre, la escalada de los precios había sido de 0,08%.

En lo que va del año la inflación acumulada es de 5,78%, según los datos divulgados este miércoles por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

La medición a doce meses trepa al 7,87%, aún lejos del centro de la meta anual de 4,5%, y también por encima del 6,88% que proyecta el mercado para 2016.

El mes pasado, la inflación anualizada había sido de 8,48%.

La subida fue liderada por los costos de transporte (0,75%) y los de vestuario (0,45%), mientras que el capítulo de bebidas y alimentos, de fuerte ponderación en el indicador, retrocedió 0,05%.

La inflación se constituyó en un problema sensible para la economía brasileña, que entró en recesión en el segundo trimestre de 2015 y que, de corroborarse las proyecciones oficiales, habrá perdido el 6,8% de su PIB en los últimos dos años.

En 2015, los precios subieron 10,67%, en su mayor alza en 13 años.

La paulatina desaceleración de la inflación llevó al Banco Central a recortar 0,25 puntos la tasa de interés de referencia, a 14%, el mes pasado, realizando su primera reducción en cuatro años.

Mientras el país se debate para dejar atrás su crisis económica, el gobierno del presidente Michel Temer -del partido de centroderecha PMDB- impulsa un paquete de reformas que comenzó por una enmienda constitucional para congelar el gasto público por hasta 20 años. La iniciativa ya fue aprobada en la Cámara de Diputados y ahora está en el Senado.

En la lista siguen una reforma del sistema de jubilaciones y otra del mercado de trabajo, dos propuestas más espinosas con las que el gobierno de Temer se propuso volver a encauzar las cuentas públicas al suceder a la izquierdista Dilma Rousseff tras su destitución en agosto por manipular las cuentas públicas.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?