Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Desde 2015, el BCE ha reducido su principales tipos de interés a su menor nivel y ha inundado el mercado con liquidez, comprando cada mes decenas de miles de millones de euros de deuda

(afp_tickers)

La inflación en la eurozona se mantuvo estable en julio en 1,3%, lejos del objetivo de un nivel inferior pero cercano al 2% del Banco Central Europeo (BCE) que, según los analistas, debería mantenerse prudente.

La oficina europea de estadísticas, Eurostat, difundió este lunes su primera estimación para julio de la inflación, junto a los datos del desempleo, que en el mes de junio registró un descenso en los 19 países del euro al 9,1%, su nivel más bajo desde febrero de 2009.

"Mientras los datos de desempleo del mes de junio dan una imagen positiva del mercado de trabajo en la zona euro, las cifras de la inflación en julio confirman que esta dinámica debe todavía generar una presión inflacionista", apuntó Jennifer McKeown, de Capital Economics.

Aunque la inflación del 1,3% corresponde a las expectativas de los analistas consultados por el proveedor de servicios financieros Factset, la inflación subyacente fue ligeramente superior a la avanzada por los expertos (1,1%).

Según Eurostat, la inflación subyacente -que no tiene en cuenta los volátiles precios de la energía, los alimentos, el alcohol y el tabaco- progresó ligeramente en el bloque monetario en julio del 1,1%, el mes anterior, al 1,2%.

Pese a este mejor resultado, Bert Colijn, de ING, estimó que este aumento "no debería alentar a los partidarios de un cambio de la política monetaria del BCE, ya que "existen pocos motivos para que mejore en los próximos meses".

- Paciencia y prudencia -

En su última reunión, el presidente del BCE, Mario Draghi, subrayó que la inflación, sin contar los precios de la energía y la alimentación, "continuaba en su conjunto en niveles limitados". "Debemos ser perseverantes, pacientes y prudentes" antes de un cambio de política, agregó.

La institución monetaria con sede en Fráncfort (oeste de Alemania) considera que una inflación ligeramente inferior al 2% anual es un signo de buena salud económica, ya que corresponde a la definición de estabilidad de precios.

Para sostener el crecimiento económico y alejar el espectro de la deflación que amenazaba en 2014, el BCE ha reducido desde 2015 sus principales tipos de interés a su menor nivel y ha inundado el mercado con liquidez, comprando cada mes decenas de miles de millones de euros de deuda.

McKeown estimó que el BCE podría "disminuir sus compras de activos el próximo año", si bien "los aumentos de las tasas de interés parecen todavía una perspectiva lejana".

El Fondo Monetario Internacional (FMI) defendió recientemente que, a causa de las dificultades persistentes, la política del BCE debería mantenerse "acomodaticia", hasta lograr "un aumento sostenido de la inflación" hacia el objetivo de un nivel cercano pero por debajo del 2%.

La institución financiera con sede en Washington señaló especialmente que la inflación subyacente "continúa en un nivel especialmente bajo" en la zona euro, lastrada por una leve alza de los salarios y un alto nivel de desempleo en algunos países.

- Desempleo dispar -

Aunque el número de desempleados en la zona euro se redujo progresivamente desde el 12,1%, alcanzado entre abril y junio de 2013 en el momento álgido de la crisis de la deuda, hasta el 9,1% del pasado mes de junio, las diferencias entre países en un contexto de moderada recuperación económica son todavía patentes.

Alemania, la primera economía de la zona euro, sigue registrando el nivel más bajo (3,8% en junio), frente a los datos de Grecia (21,7% en abril) sometida desde 2010 a una serie de programas de rescate, España (17,1%) o Italia (11,1%).

Estos tres últimos países poseen además los mayores niveles de desempleo juvenil, superiores al 35%, frente a la media de la zona euro que en junio se ubicaba en el 18,7%.

Respecto a los 28 países de la Unión Europea (UE), el desempleo se mantuvo estable en junio, en el 7,7%, en poco más de 18,7 millones de desempleados. El porcentaje de jóvenes sin empleo se situó en el conjunto del bloque en el 16,7%.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP