AFP internacional

Imagen de archivo de un supermercado en la ciudad de México, el 10 de diciembre de 2009.

(afp_tickers)

Los precios para los consumidores en México alcanzaron una tasa interanual de 6,16% en mayo, su mayor nivel desde abril de 2009, informó este jueves el instituto de estadísticas INEGI.

El alza en los precios obedeció al aumento que registraron algunas mercancías y productos agropecuarios durante los últimos 12 meses.

Los mexicanos no habían visto una inflación tan alta desde abril de 2009, cuando en plena crisis financiera se ubicó en 6,17%.

México ha tenido un importante aumento en los precios desde el inicio del año como consecuencia de la volatilidad en algunos productos agropecuarios, el aumento en los precios de las gasolinas y la debilidad del peso frente al dólar, que encarece los productos de importación o los que tienen componentes de otros países.

Así, la inflación ha superado durante cinco meses consecutivos el objetivo del Banco de México (central) de 3%, con un margen hacia arriba o hacia debajo de 1%.

Para evitar un impacto en los bolsillos de los mexicanos, el banco central ha elevado su tasa de interés de referencia en nueve ocasiones desde diciembre de 2015 para llevarla a 6,75%, el mismo nivel que tenía en marzo de 2009.

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, dijo a finales de mayo que la inflación no está fuera de control y confió en que se acerque al objetivo de la institución al cierre de 2018.

"Si bien esperamos otro aumento en la tasa de interés del banco central, tanto la inflación como las tasas de interés están probablemente llegando a un pico", dijo la firma británica Capital Economics en un reporte a sus clientes.

En su comparación mensual, los precios al consumidor retrocedieron 0,12% en mayo ante la entrada en vigor descuentos en las tarifas de luz en algunas ciudades del país.

AFP

 AFP internacional