Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Familiares de los trabajadores muertos y heridos en Bangladés, en el derrumbe del edificio Rana Plaza, participan en una protesta en el primer aniversario de la tragedia en Daca, el 24 de abril de 2014

(afp_tickers)

La justicia de Bangladés lanzó este lunes órdenes de arresto contra 24 personas por el derrumbe del Rana Plaza, que causó la muerte de más de 1.100 obreros textiles, así como la incautación de sus bienes.

Un tribunal confirmó la imputación con cargos de asesinato de un total de 41 personas por el derrumbe del edificio Rana Plaza, ocurrido en abril de 2013, y que se convirtió en el peor accidente industrial de la historia del país, y uno de los más graves del mundo.

Esta tragedia puso en evidencia las deplorables condiciones de trabajo de los cerca de cuatro millones de obreros del sector, suscitando una oleada de indignación en todo el mundo y obligando a las marcas occidentales a que se esfuercen por mejorar las condiciones salariales y de seguridad en las fábricas.

"El juez ha aceptado la acusación por asesinato pronunciada contra 41 personas en el desastre del Rana Plaza", declaró el fiscal Anwarul Kabir a AFP. "El tribunal ha emitido órdenes de arresto contra 24 de ellas que se encuentran en búsqueda y captura. También ha ordenado la incautación de sus bienes", añadió.

Entre las personas acusadas por asesinato figuran el propietario del edificio, Sohel Rana. Rana, que está detenido, se ha convertido en el enemigo número uno en Bangladés, desde el momento en que los supervivientes relataron cómo fueron obligados a trabajar pese a las fisuras aparecidas en las paredes el día anterior.

Sohel Rana fue detenido en la frontera occidental con India cuando intentaba huir, pocos días después de la tragedia. Sus padres, que eran copropietarios del edificio, y el alcalde de la ciudad donde está el complejo, también están imputados por asesinato. El tribunal confirmó asimismo la inculpación de cuatro inspectores de fábricas, pese a las presiones de sus respectivos departamentos para protegerlos de demandas judiciales alegando que se trata de funcionarios, explicó el fiscal.

Entre las personas buscadas por la justicia se hallan "asociados de Rana" que "golpearon y forzaron" a los obreros a acudir a sus puestos, añadió Kabir. El juicio tendrá lugar seguramente en abril de 2016.

- El pilar de la economía -

Al menos 1.138 personas perecieron en la catástrofe. Los socorristas pasaron semanas intentando recuperar cuerpos de entre los escombros, pero todavía muchas personas siguen desaparecidas. Más de 2.000 personas resultaron heridas, y algunas quedaron mutiladas.

Bangladés es el segundo mayor exportador mundial de artículos textiles. Sus exportaciones generan unos 25.000 millones de dólares al año. Numerosos grupos, entre ellos el textil Benetton o las cadenas de distribución Auchan, Mango, Primark o Carrefour, son sospechosas de haber subcontratado su producción, en un momento u otro, en el Rana Plaza.

AFP