Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto de Joaquín "Chapo" Guzmán difundida por el ministerio del Interior mexicano y tomada el 19 de enero de 2017

(afp_tickers)

La justicia estadounidense ha redoblado las precauciones con Joaquín "El Chapo" Guzmán, exjefe del cártel mexicano de Sinaloa famoso por sus escapadas espectaculares y extraditado la semana pasada de México a Estados Unidos.

"El Chapo" debía estar presente en una corte federal de Manhattan el 3 de febrero para una audiencia dedicada a la preparación de su juicio por narcotráfico, indicó el martes a la AFP uno de sus abogados de oficio, Michelle Gelernt.

Pero el juez federal Brian Cogan, a cargo del expediente, pidió el miércoles que sea escuchado por videoconferencia, "para minimizar las perturbaciones ligadas a su transporte físico". Sus abogados y el fiscal tienen hasta el 30 de enero para apelar esta decisión.

La audiencia podría ser una ocasión para que la defensa cuestione las condiciones de detención de "El Chapo".

Sus abogados y el fiscal no quieren dar detalles, pero según la prensa estadounidense está detenido en el Metropolitan Correctional Center, una cárcel federal situada en el sur de Manhattan, pegada al edificio de la corte.

El lugar, donde fue encarcelado el cerebro del atentado de 1993 contra el World Trade Center, Ramzi Ahmed Yousef, o el famoso financista Bernard Madoff, autor de un gigantesco fraude, cuenta con un ala de alta seguridad, pero no es infalible.

El diario The New York Times recordó un intento de escape por helicóptero que casi tuvo éxito en 1981, y la huida de dos prisioneros en 1990 a través de una ventana del primer piso. Uno de ellos sigue prófugo.

Tras su llegada el viernes, el fiscal federal Robert Capers garantizó que "El Chapo" no se escapará en Estados Unidos.

"Les aseguro que no se cavará ningún túnel hasta su cuarto de baño", ironizó uno de los agentes encargados de su detención, Ángel Meléndez.

Fue a través de un túnel cavado bajo su ducha que "El Chapo" consiguió escaparse de una prisión mexicana en 2015, luego de una primera evasión en 2001.

Tras su nuevo arresto en enero de 2016, poco después de una entrevista clandestina con el actor estadounidense Sean Penn y la actriz mexicano-estadounidense Kate del Castillo, el gobierno mexicano aceptó finalmente extraditarlo a Estados Unidos horas antes de la toma de posesión del presidente, Donald Trump.

"El Chapo" Guzmán, de 59 años, es acusado de haber dirigido uno de los mayores imperios de droga de las Américas.

Su cartel de Sinaloa habría distribuido varios miles de toneladas de droga colombiana a través de Estados Unidos durante unos 25 años, con un beneficio estimado de 14.000 millones de dólares.

AFP