Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La candidata a la presidencia de Francia por el ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen, pronuncia un discurso en una granja en Pageas el 13 de abril de 2017

(afp_tickers)

La justicia francesa pidió al Parlamento Europeo que levante la inmunidad de la candidata presidencial Marine Le Pen por un caso de presuntos empleos ficticios, un duro golpe para la ultraderechista, que encabeza las encuestas.

Esta información sale a la luz cuando faltan apenas nueve días para que los franceses acudan a las urnas en unas de las elecciones más impredecibles de la historia reciente del país.

La líder antinmigración aparece como favorita para la primera vuelta del 23 de abril, pero el margen con sus principales contrincantes se ha achicado en las últimas semanas.

La petición se hizo a finales de marzo, después de que la líder de extrema derecha, invocando su inmunidad de eurodiputada, se negara a acudir a una convocatoria de los magistrados.

La candidata presidencial se niega a responder durante la campaña electoral a cualquier citación judicial, estimando que este periodo no "permite ni la neutralidad ni la serenidad necesarias para el funcionamiento correcto de la justicia".

Protegida por su inmunidad de eurodiputada, no puede ser obligada a presentarse ante la policía ni ser sometida a ninguna medida coercitiva.

La justicia francesa investigan si Le Pen y otros diputados europeos del Frente Nacional (FN) pagaron con fondos europeos a asistentes parlamentarios que en realidad presumen trabajaban para el partido.

Marine Le Pen considera que esta investigación es una "operación política" para "interferir en la elección presidencial".

Entrevistada por la radio Franceinfo, reaccionó lacónica a la petición de la justicia francesa. "Es normal, es el procedimiento clásico, no me sorprende", comentó.

- 340.000 euros -

En cambio, en unas declaraciones a la AFP, su abogado Rodolphe Bosselut se dijo "sorprendido" por esta petición. "Marine Le Pen se había comprometido a presentarse ante los jueces después de las elecciones legislativas [11 y 18 de junio, ndlr.], bajo reserva de los resultados de las presidenciales", señaló el letrado.

Es poco probable que la solicitud de la justicia francesa se procese antes de los comicios. En base a casos precedentes, el proceso de examen para levantar la inmunidad de un eurodiputado podría tomar entre seis y ocho meses.

Según una fuente cercana a la investigación, la solicitud no ha llegado aún ante la comisión de asuntos jurídicos del Parlamento Europeo, encargada de pronunciarse sobre el levantamiento de la inmunidad de los eurodiputados.

El Parlamento Europeo reclama a Marine Le Pen la devolución de 340.000 euros (360.000 dólares) por asignación fraudulenta. La asamblea comenzó a retenerle una parte de su salario para devolver las sumas.

Le Pen, que promete convocar un referéndum sobre la adhesión de Francia a la Unión Europeo, como hizo Reino Unido, si es elegida, niega tajantemente haber cometido cualquier acto ilícito.

Si Marine Le Pen es elegida presidenta de Francia el próximo 7 de mayo, un escenario que según los analistas es poco probable aunque no imposible, tendría inmunidad para el período de cinco años de mandato.

Sus problemas judiciales han tenido poco impacto en la campaña, dominada por un escándalo de presunto desvío de fondos públicos que salpica a otro candidato, el conservador François Fillon, imputado por la justicia.

Fillon, que partió como favorito para estas elecciones, se ubica actualmente en el tercer puesto en intención de voto, codo a codo con el izquierdista Jean-Luc Mélenchon y por detrás del centrista Emmanuel Macron, quien aparece como el candidato con más posibilidades de pasar a la segunda vuelta con Le Pen.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP