Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El expresidente de Francia Nicolas Sarkozy, durante el Consejo Nacional de su partido, Los Republicanos, en París, el 13 de febrero de 2016

(afp_tickers)

El tribunal de casación, la mayor instancia judicial francesa, aceptó como prueba las escuchas telefónicas que condujeron a la inculpación del expresidente Nicolas Sarkozy (2007-2012) por un caso de corrupción y tráfico de influencias.

El exjefe de Estado francés, que gobernó entre 2007 y 2012, es sospechoso de haber intentado obtener de un exmagistrado informaciones confidenciales.

Tras esta sentencia, los jueces deberán decidir si llevan el caso a juicio, un hecho que podría comprometer sus ambiciones presidenciales para 2017.

Los pinchazos al teléfono de Sarkozy se produjeron en primer lugar por un caso de supuesta financiación ilegal: existían alegaciones de que el exlíder libio Muamar Gadafi había ayudado a financiar la campaña de Sarkozy de 2007.

Fue en esas grabaciones en las que Sarkozy fue escuchado hablando de otro cargo contra él, el de aceptar pagos ilícitos de la heredera de L'Oreal, Liliane Bettencourt, para la misma campaña. En 2013 fue absuelto de ese cargo.

Pero durante esas escuchas se oía a Sarkozy discutiendo la posibilidad de ofrecer a un alto cargo de la magistratura, Gilbert Azibert, un jugoso puesto en Mónaco si este le daba información sobre el caso Bettencourt. Azibert no obtuvo el puesto pero también ha sido inculpado, junto al abogado de Sarkozy, Thierry Herzog.

Cuando el tribunal de apelación de París aceptó las escuchas como evidencia el pasado mayo, el equipo legal de Sarkozy interpuso un recurso ante el tribunal de casación, máxima instancia judicial francesa, alegando que estas grabaciones violaban la cláusula de confidencialidad entre abogado y cliente.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP