Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El antiguo oligarca Mijail Jodorkovski habla sobre los intereses estratégicos de Rusia el 17 de junio de 2015 en Washington

(afp_tickers)

La justicia rusa anunció este viernes su intención de inculpar por asesinato al opositor en el exilio y antiguo oligarca Mijail Jodorkovski y de lanzar una orden de búsqueda internacional en su contra, sobre un caso que se remonta a 1998.

"Teniendo en cuenta nuevas pruebas obtenidas en la investigación, se ha decidido iniciar un procedimiento contra Mijail Jodorkovski por orden de asesinato y tentativa de asesinato de dos o más personas", indicó el comité de investigación ruso en un comunicado.

El antiguo dirigente del grupo petrolero Yukos, que reside actualmente en Londres, calificó ahora de "motivación política" este caso sobre el asesinato de un alcalde en Siberia hace 17 años.

La víctima, Vladimir Petujov, era el alcalde de Nefteyugansk, ciudad donde estaba instalada una antigua filial del grupo petrolero Yukos, entonces propiedad de Jodorkovski. El antiguo responsable de seguridad de la petrolera, Alexei Pichuguin, fue condenado en 2007 a cadena perpetua por este asesinato.

El caso, cerrado en 1998, fue reabierto este verano por el comité de investigación, que precisó este viernes que "una orden de búsqueda" internacional debía emitirse "próximamente" contra Jodorkovski.

"Mijail Borisovich (Jodorkovski) no se ceñirá a nada, incluso si hay una orden de búsqueda internacional contra él (...). No tiene miedo de que se le pueda extraditar" a Rusia, aseguró no obstante la portavoz del exoligarca, Olga Pispanen, citada por la agencia pública Ria Novosti.

Mijail Jodorkovski pasó cerca de diez años en prisión después de su arresto en 2003 y su condena por "robo y estafa a gran escala" y "evasión fiscal", antes de ser indultado en 2013 por el presidente Vladimir Putin.

Después de afirmar que no desea implicarse en política, Jodorkovski creó un movimiento destinado a unir las pocas fuerzas proeuropeas en Rusia.

El miércoles, el antiguo oligarca apeló a una "revolución" en Rusia, denunciando un "golpe de Estado" del presidente Putin, cuyo poder considera "ilegítimo".

AFP