Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una bandera británica ondea frente al reloj del Big Ben, en Londres, el 27 de junio de 2016

(afp_tickers)

El proceso abierto tras el Brexit tardará "años en resolverse" y esto es lo que "va a estresar más a los mercados", explica a AFP Matthew Beesley, director de acciones internacionales de la sociedad de gestión británica Henderson Global Investors.

Pregunta: ¿Cómo explica la magnitud del choque que afectó el viernes a los mercados europeos?

Respuesta: "Los mercados esperaban una permanencia (del Reino Unido en la UE). Por eso fue una gran conmoción para ellos (...) Hemos comenzado el año con mercados muy deprimidos y ahora lo van a estar aún más.

P: ¿Cuáles son las perspectivas para los mercados británico y europeos?

R: "Estoy preocupado por el Reino Unido, preocupado por Europa, ya que los inversores se van a interrogar sobre la viabilidad de la Unión Europea, lo que podría conducirnos a las sombrías horas de (la crisis de la deuda) 2011 y 2012, con temores sin duda mayores y profundos de una crisis de la zona euro.

Porque el Reino Unido es una economía muy importante, con un significativo rol a nivel mundial. Sus vínculos con la Commonwealth, con América del Norte y desde luego la zona euro hacen de ella una economía globalizada, reputada por la flexibilidad de su derecho laboral y de su entorno propicio a la actividad empresarial.

Todo ello se va a ver afectado, pues (el Brexit) va a generar posiblemente una ralentización de la economía británica, quizá incluso una recesión técnica.

Y lo que va a estresar más a los mercados es que serán necesarios como mínimo varios años para que el proceso se resuelva.

Además, esto se produce en un entorno diferente para la economía mundial.

En 2012 es verdad que la zona euro se debatía (contra la crisis de la deuda) pero la economía china iba mejor que ahora, igual que la de Estados Unidos, y había mayores márgenes de maniobra para un apoyo presupuestario y monetario.

Hoy los bancos centrales luchan para influir al mercado a través de sus políticas monetarias. Queda por tanto poco lugar para un apoyo suplementario.

Así, parece casi imposible implantar una respuesta presupuestaria coordinada en la zona euro.

Por otro lado, la libra esterlina quedará sometida a muchas presiones en los próximos días y semanas. Ello generará un problema, ya que el equilibrio del presupuesto británico reposa en gran parte en las inversiones extranjeras.

En cambio una libra débil supondrá un estímulo para las exportaciones británicas."

P: ¿Qué ocurrirá con el rol de plaza dominante que ejerce la City londinense en las finanzas europeas?

R: "Este voto es claramente muy negativo para la City de Londres. (...) Hay un desequilibrio de fuerzas entre los servicios financieros de Londres y los del resto de Europa.

Eso ahora va a cambiar, desde luego. Muchos mercados están administrados por personas radicadas en Londres. Los grandes bancos de inversiones no tendrán más opción que moverse y desplazar a sus empleados hacia el continente europeo.

No es el fin de Londres como plaza financiera, pero indudablemente su dominación y su fuerza como tal van a sufrir cambios.

Como ya lo han anunciado JPMorgan y Deustche Bank, muchos bancos van a enviar a sus empleados a París, Fráncfort o quizá Milán. Ello no ocurrirá necesariamente de inmediato, pero ocurrirá."

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP