Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer campesina corta cañas de azúcar con un machete en Guariba, São Paulo el 6 de junio de 2008

(afp_tickers)

Las lluvias generaron un importante retraso en la cosecha de caña de azúcar en el centro-sur de Brasil, principal región productora del país, pero podrían anunciar una temporada 2016-2017 más abundante, anunció Unica, la principal agrupación de industriales del sector.

"El volumen de caña de azúcar transformado en las unidades del centro-sur de Brasil (...) alcanzó 36,13 millones de toneladas durante los 15 primeros días de octubre, una caída del 10,7% respecto a las cifras de la segunda mitad de septiembre 2015. (...) Este retroceso de la trituración es debido a las lluvias que afectaron a las zonas de las plantaciones en todo el centro-sur", explicó el comunicado de Unica.

El exceso de precipitaciones impide que las máquinas recolectoras entren en algunos campos, lo que puede derivar en que las fábricas no tengan toda la materia prima disponible para tratar. La calidad de la caña, que se mide por su concentración de azúcar, disminuiría este año.

Sin embargo, "la lluvia favorecería el desarrollo de la planta en las zonas" en que ya ha habido recolección "y por ello aumentaría la oferta para la temporada 2016-2017", afirmó Antonio de Padua Rodrigues, director técnico de Unica, citado en el comunicado.

Desde el comienzo de la cosecha, el 1 de abril, las fábricas del centro-sur trituraron 480,44 millones de toneladas de caña de azúcar, el mismo nivel que en el mismo periodo del año pasado.

De ellas extrajeron 25,35 millones de toneladas de azúcar (7,65% menos que en la misma fecha del año pasado) y 21.870 millones de litros de etanol (+1,3%).

Los productores siguen priorizando este alcohol, que sirve de carburante a la mayoría de los autos del país: 58,29% de la caña de azúcar cosechada este año se dedicó a este combustible.

Brasil es el primer productor y explotador mundial de azúcar y el segundo productor de etanol, por detrás de Estados Unidos, donde este combustible se fabrica a partir del maíz.

AFP