La elevada cifra de muertos en la masacre en dos mezquitas en Nueva Zelanda ha puesto el foco en la letalidad de las armas semiautomáticas usadas por el atacante de Christchurch, así como en numerosos tiroteos en Estados Unidos.

El ataque perpetrado por un australiano de extrema derecha de 28 años dejó al menos 49 muertos y decenas de heridos.

En un video en directo emitido en Facebook por el autor del tiroteo se le podía ver disparando con varias armas lo que parecían ser cientos de balas a las víctimas indefensas.

La policía de Nueva Zelanda no ha identificado aún las marcas y modelos de las armas usadas en el ataque.

Al menos una de éstas fue una escopeta, pero el resto, equipadas con cargadores de gran capacidad, se parecen a los rifles semiautomáticos usados en numerosos tiroteos masivos en Estados Unidos.

Este tipo de armas se usaron en un ataque en un cine de Colorado, en el que murieron 12 personas en 2012, y en la masacre en un colegio en Newtown, en Connecticut, que en el mismo año dejó 26 fallecidos, 20 de ellos niños.

El yihadista que en 2016 atacó el club nocturno Pulse, en Orlando, mató a 49 clientes con un arma semiautomática.

El tiroteo más mortal de la historia reciente de Estados Unidos ocurrió en 2017 en Las Vegas. El atacante mató a 58 personas con diez rifles semiautomáticos AR-15, algunos con cargadores de 100 balas, y otras armas.

El adolescente con problemas mentales autor del tiroteo en 2017 en una escuela secundaria en Parkland, en Florida, que dejó 17 muertos y despertó un movimiento en favor del control de armas, también portaba un AR-15.

- Diseñadas para aumentar su letalidad -

Según el Violence Policy Center, las armas semiautomáticas difieren de las versiones militares en que se tiene que apretar el gatillo cada vez que se quiere disparar una ronda de tiros.

Las ametralledoras, prohibidas en Estados Unidos, disparan de forma continuada mientras el gatillo está apretado, y solo paran en caso de que se deje de presionar o bien se acabe la carga.

"Las características únicas de diseño de las armas de asalto semiautomáticas permiten al tirador matar de manera eficiente al mayor número de personas en el menor tiempo posible", dijo el centro especializado.

"Incrementar la letalidad es el propósito exacto para lo que fueron diseñadas estas armas".

Estados Unidos prohibió el año pasado los llamados "bump stocks", dispositivos que permiten disparar con un armas semiautomáticas ráfagas automáticas.

Stephen Paddock, el tirador de Las Vegas, había instalado estos dispositivos en varias de las armas semiautomáticos que usó.

Los "bump stocks" le permitieron disparar hasta nueve balas por segundo, según las autoridades estadounidenses.

Estados Unidos ya prohibió las armas semiautomáticas en 1994, un veto que expiró en 2004 y que no se renovó.

Legisladores demócratas han intentado, sin éxito, renovar la prohibición de las armas de asalto y de los cargadores de gran capacidad.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes